Cada vez más fuerte y mejor asentada, la VII edición de la Pasarela de Castilla y León terminó el jueves, 11 de octubre con la brillante entrega del Premio al Mejor Diseñador Novel, que este año ha recaido en la burgalesa Natalia Martínez, los desfiles de diseñadores castellano-leoneses de gran renombre como Amaya Arzuaga o María Lafuente, y el desfile de un diseñador invitado, el madrileño Juanjo Oliva

Mucho talento y muchos rostros conocidos se han visto en esta edición de la pasarela castellana. La organización no ha dudado en subir a la tarima a modelos como la ex Miss España Elisabeth Reyes, la actual reina de la belleza nacional, Natalia Zabala, la actriz y presentadora Carolina Cerezuela o la supermodelo española Laura Sánchez para dotar de glamour y atracción mediática a la que hoy por hoy es la mayor apuesta de la Moda en esta céntrica región. Bimba Bosé, modelo, empresaria y  musa de David Delfín ha participado en varios desfiles y Ágatha Ruiz de la Prada no ha querido dejar de presentar sus tendencias para niños en un desfile,como siempre en su caso, lleno de colorido.Juanjo Oliva ha sido el diseñador "no castellanoleones" invitado en esta ocasion sucediendo a Locking Shocking

De tierras castellanoleonesas han salido diseñadoras tan internacionales y reconocidas como la burgalesa Amaya Arzuaga o la leonesa María Lafuente (votada la mejor diseñadora de la Pasarela Cibeles en su edición Primavera-Verano de 2007 por las usuarias de hoymujer.com). Ellas tampoco dudan en apoyar esta iniciativa para promover el talento y un sector pujante en Castilla y León y no faltan a la cita.

La Pasarela  con sede en Burgos se distingue así de una reciente edición de Cibeles en la que los famosos ocuparon los asientos del público y se dejaron notar las ausencias de modelos estelares o  perdonajes inesperados que adornan los pases y distinguieron ediciones anteriores.

Otro rasgo destacable de esta cita con la moda en Castilla es su empeño en vincularse a otros sectores de la región, con el fin de dotar de originalidad y ayudar a difundir todo lo bueno que la tierra de esos lares puede dar. Vino y gastronomía han estado muy presentes en divesos eventos de la semana de la moda castellanoleonesa, con desfiles vinculados directamente a las buen beber y comer.