La elegancia masculina cuidada hasta el extremo sigue siendo el punto de referencia del dúo de diseñadores catalanes Spartor, que hoy mostraron en Cibeles un innovador juego de volumen para el hombre, integrado en su particular universo estético, donde el negro sigue siendo imprescindible

Su nueva colección para el verano 2008, una línea homogénea en cuanto a color y tejidos destinada a un hombre heterogéneo, evidenció la intención del dúo de evolucionar dentro de un estilo incorruptible, donde el negro domina con autoridad dictatorial frente al gris claro y el blanco, además de los tonos tostados con los que regresan a sus orígenes.

Los esfuerzos creativos de Ismael Alcaina y Sergio Pastor, integrantes de la firma Spastor, se centran en el uso de sedas de alta costura, tejido que llegan incluso a impermeabilizar para dotar de un carácter más deportivo a sus prendas, y adaptarlas así al gusto masculino, como demuestra una de sus nuevas ideas, una chaqueta en apariencia vaquera hecha en realidad de moire de seda con detalles a mano.
 
Abrigos que bien podrían considerarse capas y cinturas fruncidas plantean un juego de volumen en la moda de hombre que difumina la noción de día y noche en sus propuestas, lo que hace que éstas sean adecuadas en cualquier momento del día.

El extremo cuidado con el que Spastor vigila la costura de sus prendas ayuda al dúo a huir de lo obvio a la hora de abordar la elegancia masculina, ayudado por enormes bolsos y cristal de Svarovski como perfectos complementos.