Francisco Tamaral

Francisco Tamaral estudia diseño y moda en Madrid, así como sastrería y diversos cursos de especialización, entre los que se incluye uno de alta costura dentro de la Cátedra Balenciaga, en la Politécnica de Madrid. Después de trasladarse a Hinojosa del Duque, su pueblo natal, comienza a trabajar en el taller de Valentina Tamaral, realizando una línea de costura a medida, así como diversos encargos de teatro y Prêt à Porter. Hace dos años, decide independizarse y crea un showroom en Córdoba. Especializado en trajes de novia, fiesta y madrina, así como vestuario para teatro y trajes de flamenca, especialmente en prendas tintadas a mano.

Colección IV Andalucía de Moda

El diseñador cordobés presenta Alba y Crepúsculo, una colección que desarrolla los cambios de colores crepusculares, bien definidos por una amplia gama de rojos, naranjas y morados, que se mezclan y difuminan hasta llegar al negro. Así, los colores cálidos van del negro al amarillo, pasando por el naranja y el verde, una riqueza colorista que se mezcla con el acabado final de la prenda realizado a mediante el tintado a mano.

Los tejidos, fluidos y rígidos
, se superponen y se unen. Básicos como el gazar, la muselina de seda y la organza en color natural y blanco se combinan con el raso de seda y prendas menos ligeras en seda rústica multicolor. Con diferentes volúmenes y texturas, el patrón de la colección presenta varias formas: los vestidos, trabajados principalmente sobre corseletes o sobre patrones básicos, se refuerzan con acabados artesanos; abrigos entallados con mangas sastre o bien sueltos con mangas abullonadas; el gazar se trabaja a base de cortes de caracola rematados con repulgos de algodón y con cortes al bies, arrugados y drapeados, y la organza se trabaja con bieses pespunteados en círculos. Todas las piezas se rematan con hilos de algodón para favorecer el teñido, y los montajes y remates se realizan manualmente. La propuesta de Francisco Tamaral culmina con accesorios como piezas metálicas de forja y cristal tallado, y complementos que van desde los pendientes en cristal a juego con el de los vestidos hasta zapatos coordinados con los abrigos forrados en seda rústica y sanhtung.