El desierto es un territorio de grandes emociones y colores. Basándose en esta fuente de inspiración, La Perla nos presenta una colección con plumas y serpientes, con estampados florales árabes en materiales ligeros y finos.

Los colores propuestos insinúan la arena como un suave maquillaje, similar a las sombras que aparecen cuando el ocaso se refleja en las dunas, gris denso, negro, blanco y el color del hielo. Así como el refrescante toque de la lima.

Se ha recurrido sobre todo a  la seda de mikado. Chiffon con estampados pitón, grandes estampados negros y blancos con lazos de macramé en colores lisos , algodón fino y seda con algodón.

Las prendas presentan volantes pequeños que van creciendo hasta un tamaño considerable, mangas de estilo murciélago y hombreras sencillas, mini chaquetas toreras con prendas holgadas y anchas.

Un toque techno surge con el nylon, que da a la seda un reflejo iridiscente como el celofán o trazados de líneas sencillas en accesorios en tricot.

Para la playa, La Perla propone líneas casi arquitectónicas en las nuevas prendas de la colección de baño, empleando algunas joyas, como resina brillante o diseños de lazos. Los zapatos son  de piel de pitón color piedra y plumas en los bordes. Se llevarán las plataformas y los tacones de vértigo