La de Francisca Ferrer con la moda Adlib es una historia de amor que ya dura más de treinta años. En plena vorágine del movimiento hippie, esta diseñadora inicia su trayectoria como uno de los más importantes exponentes de esta tendencia de moda.

Tejidos naturales, bordados, encajes y constantes guiños a la moda tradicional isleña son las señas de identidad que se han mantenido constantes, a pesar de las continuas renovaciones que introduce cada temporada, en los diseños de Francisca Ferrer.

Ya en la década de los ochenta, la diseñadora comienza a expandir su negocio con una extraordinaria visión de futuro, lo que le hace crear sus propios talleres de confección y asegurar de este modo la producción local de sus prendas. Será ya en los años noventa cuando Ferrer dé el salto al otro lado del Mediterráneo y de ahí, pronto pasará a desfilar, cada temporada, en la Semana Internacional de la Moda de Madrid.

2002 será un año fundamental en la trayectoria de la diseñadora, pues participará por primera vez en la Pasarela de Prêt-à-porter de París, en la que ya se ha hecho habitual y de la que no se ha perdido ni una cita en las últimas ediciones.

Actualmente, después de ser reconocida en todo el territorio nacional, su proyección internacional es imparable y ya distribuye sus diseños en las Islas Polinesias, Córcega, Guadalupe, Francia, Italia o Grecia.

Además, Francisca Ferrer lanza en 2006 su primera colección de novia estilo Adlib, con una espectacular acogida entre sus incondicionales.
Página web: www.fferrer.com