Guardapolvos de doble uso, camisolas en medidas extragrandes y cierta estética pictórica mandan en la moda de esta primavera. Y es que un aire de bohemia impregna el ambiente.