La menor de las herederas de la cadena hotelera Hilton ha sido la primera en pasar por el altar y decidió hacerlo con un vestido digno de una princesa diseñado por Valentino. 

Nicky Hilton y James Rothschild se daban el 'sí, quiero' en The Orangery, ubicado en el Palacio de Kensington (Londres). Después de cuatros años juntos, la heredera de una gran cadena hotelera  y el hijo de una de las familias de banqueros europeos, sellaban su amor con un enlace cargado de lujo y glamour. 

Nicky Hilton confiaba en el gran Valentino para este día tan especial. La novia lució un espectacular vestido de encaje con cuello alto, manga larga y falda bordada. Completó su look nupcial con un sencillo velo, recogido discreto y un maquillaje en tonos muy naturales.  

Paris Hilton cedió todo el protagonismo a su hermana y ejerció como dama de honor con un vestido azul pálido de Dennis Basso.