Lo mejor del tercer día de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid Edición Febrero 2012

  • Nuevas anécdotas para contar de lo que ha ocurrido, delante y detrás de los focos, en la tercera jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. 

1. Viva la España cañí. No sabemos por qué, pero esta está siendo la edición más "española" de la pasarela. Y es que, si con el desfile de Andrés Sardá ya nos dieron ganas de dar palmas en la segunda jornada, con el de Hannibal Laguna hemos creído estar, directamente, en un tablao flamenco. La guitarra española, las cajas y las castañuelas han vuelto a resonar en la Mercedes-Benz Fashion Week, y solo nos ha faltado que una de las modelos se arrancara a cantar por bulerías. 

2. ¿Moda o televisión? El apoteósico final del desfile de Davidelfín con la actuación de Bimba Bosé, Alaska y Mario Vaquerizo en directo y la sesión que se ha marcado el gran Carlos Jean pinchando para Juana Martín han hecho que por un rato pensáramos que estábamos viendo el hilarante reality de MTV, o que el mismísimo Pablo Motos iba a entrar por la puerta para presentar una nueva edición de 'El hormiguero'.

3. El perro de Bibiana. Si el día anterior nos llamaba la atención "la niña del iPad", hoy no hemos podido evitar fijarnos en el perro que observaba con asombrosa atención el desfile de Ana Locking sobre las piernas de Bibiana Fernández. Ver para creer. 

4. Para lucir, hay que sufrir. Ya lo dicen las abuelas, para estar guapa había que pasar por "suplicios" como el de los tacones. Y si no que se lo pregunten a las modelos, que más de una empieza a sufrir ya las consecuencias de tantos desfiles y ha tenido que salir a la pasarela con tiritas para cubrir sus ampollas. Otra no llevaba tirita, pero la pobre se las ha visto y deseado para terminar su paseillo en el desfile de Ion Fiz, no sabemos si por la estrechez del bajo del vestido, por dolor de pies o por una fatal combinación de ambas cosas. 

5. Una joya de desfile. Para terminar, no podíamos pasar por alto el último desfile del día, que tenía a toda la sala de prensa expectante y que pasará a la historia por ser el primero exclusivamente de joyas en la pasarela madrileña. Joyas XXL de la firma Aristocrazy de inspiración étnica y medieval que han dejado a muchos con la boca abierta.