Tres errores que debes evitar si no consigues tener hijos

  • El aspecto emocional es uno de los más relevantes para aquellas parejas que buscan tener hijos desde hace tiempo sin éxito.

Conscientes de que la actitud es clave en el proceso de ser padres mediante la fecundación in vitro, desde LaInfertilidad.com, han querido transmitir la importancia de una buena predisposición y la eliminación de ciertos límites mentales en este proceso con la ayuda de la experta Eva María Bernal, madre de tres hijos por reproducción asistida y asesora de la firma, quien ha identificado los siguientes errores. 

1. Preguntarse '¿Por qué nos está pasando esto a nosotros?'.  “Nosotros nos cuidamos, nos sentimos jóvenes y en nuestra familia todos tienen hijos a diestro y siniestro” o “todas mis amigas tienen 43 años y tienen niños, ¿por qué nosotros estamos pasando por esto?”, son frases frecuentes entre las parejas que inicialmente no logran concebir un hijo de forma natural. La asesora Eva María Bernal tiene claro que se trata de pensamientos que hay que erradicar pues llevan a la persona a frases como “si no tengo hijos, será por algo”, como si fuera una cuestión del destino que no puede cambiarse. “No deja de ser un sufrimiento que no conduce a nada. En la vida pasan cosas a todo el mundo constantemente y nos va tocando a unos y a otros indistintamente”, comenta Bernal.  

2. Creer que el problema está en la mujer, la solución está en la mujer. “Las mujeres en general, seguimos sintiendo que todo pasa por nosotras. Es nuestra culpa no poder tener hijos. Como si fuera algo que podemos elegir y no lo estamos haciendo bien y por tanto no conseguimos. Todas estamos poniendo de nuestra parte pero puede que el semen no sea el mejor, pero es el que hay en la pareja. Es verdad que lo que más importancia tiene es el óvulo, pero el espermatozoide es importante. Luego también están los embriones: se pueden implantar o no. Puedes tener un endometrio perfecto pero si salen embriones que no se quedan, no tienes nada que hacer. Las mujeres tenemos que quitarnos esa culpa”, asegura Eva María al respecto. 

2. La incertidumbre de no conseguirlo contra la garantía de las clínicas. Según comenta Bernal, en las parejas que se encuentran en un proceso de búsqueda del bebé existe un intenso debate entre los pensamientos de ‘no lo vamos a conseguir nunca’ y ‘como ya hemos ido a una clínica y a un médico, lo vamos a conseguir’. Tal y como asegura la asesora, esto significa, a fin de cuentas, alternar constantemente estos dos pensamientos, la incertidumbre de no conseguirlo y el hecho de pensar que la intervención de los médicos garantiza el embarazo. En este sentido, aconseja hacer un esfuerzo para relajarse y entender bien que el procedimiento por el que se está pasando no funciona exactamente bajo el principio de causa y efecto. “Un embriólogo me dijo hace tiempo que esto es biología, no son matemáticas”, recuerda Eva María sobre su experiencia en el proceso de ser madre.