El desnudo como protesta

  • Con la piel como pancarta, incomodando y sorprendiendo, las activistas del colectivo Femen recorren el mundo denunciando las injusticias contra las mujeres.

Las noticias sobre mujeres que se manifiestan sobre algún acontecimiento político o social con el pecho desnudo se repiten con cierta frecuencia en los últimos meses. Strauss Khan, Merkel, Putin, entre otros, han visto cómo, con pancartas y palabras escritas sobre su piel, les gritaban sus denuncias.

Uno de los últimos actos –protagonizado, como en otras ocasiones, por el colectivo feminista de Ucrania Femen–, tenía como objetivo apoyar a la tunecina Amina Tyler, una joven de 19 años condenada por un imán musulmán a morir lapidada después de haber colgado en Facebook una foto en la que había escrito sobre su pecho desnudo: “Mi cuerpo es mío y de nadie más”. Aparecer entre la multitud medio desnudas es una forma de llamar la atención y aparecer en los medios de comunicación. Tres o cuatro activistas de Femen consiguen salir en los telediarios de medio mundo cada vez que aparecen en una manifestación. Sin duda es lo que persiguen, para amplificar sus denuncias acerca de las injusticias cometidas contra las mujeres.

Aunque el desnudo llama mucho la atención, y ellas lo saben, lo más importante son las palabras que escriben sobre su piel. Si alguien las mira, no tiene más remedio que leerlas. Sus proclamas son un grito conciso y concreto que señala claramente el objetivo. Estas palabras son “Liberad a Amina” o “Al diablo con vuestra moralidad”.

Lo suyo es un “feminismo de choque” con el que algunas corrientes feministas no están de acuerdo por la utilización que hacen de su cuerpo. Consideran que este modo de protesta coloca a la mujer en una posición de objeto sobre el que se dirige la mirada, impidiendo verla como sujeto de pleno derecho, que sería lo que buscan.

Anna Hutsol, portavoz habitual de este colectivo, explica sus razones para este modo de protesta: “Si la sexualidad se usa para vender coches y galletas, ¿por qué no utilizarla también para proyectos sociales y políticos? Si el cuerpo de la mujer se utiliza como reclamo para vender, ¿por qué no lo vamos a utilizar nosotras para denunciar abusos? A veces tienes que enseñar los pechos por razones ideológicas”.

El corsé de la hipocresía


El movimiento partió de una protesta estudiantil de mujeres universitarias que combaten la prostitución y el turismo sexual en su país, Ucrania. El año pasado llegaron a Roma y participaron en una manifestación contra Berlusconi. Fueron también a París para protestar contra Strauss Khan y este año llegaron a Alemania. Han anunciado próximas acciones en Barcelona y Viena. ¿Qué intentan mostrar las mujeres de Femen, además de su cuerpo? Hoy, en los países musulmanes se somete todavía a la mujer. En algunos africanos, donde empezaron las manifestaciones a pecho descubierto, se siguen produciendo ablaciones. En lo que llamamos primer mundo también queda mucho por hacer en relación a los derechos de la mujer.

Tres activistas de este colectivo protestaban ante la casa de Strauss Khan, ex director del Fondo Monetario Internacional, disfrazadas de esclavas sexuales, con pancartas en las que ponía: “Tu desvergüenza no puede limpiarse”. El rechazo de otros colectivos feministas en esta ocasión provenía de que consideraban que las imágenes resultaban pornográficas. Ellas declaraban: “La mujer puede ser sexy y bella, pero eso no representa que nos puedan comprar ni utilizar, por eso nos vestimos así”.

Denunciaban el abuso de los hombres poderosos a los que la ley no sancionaba cuando cometían delitos sexuales.Por el psicoanálisis sabemos que la desnudez en los sueños puede tener una implicación sexual, pero también el desnudo equivale a vernos como somos, libres de toda hipocresía. Si el sentimiento es de bienestar, refleja en cierta medida el fingimiento que imponen los corsés sociales y el deseo de liberarnos de ellos. ¿Es el deseo de romper los corsés actuales lo que mueve a las mujeres de Femen? Después habrá que crear otro marco de relaciones y leyes más justas que impidan el sometimiento de las mujeres. Algo que ellas pretenden, pues parece que tienen la intención de organizarse como un partido político.

Símbolo de libertad

Otro modo de liberarse de corsés que oprimen hoy a las mujeres en algunas culturas, lo propuso de forma valiente Malala Yusafzai, una niña paquistaní de 14 años a la que intentaron matar, porque se atrevió a explicar en un conmovedor vídeo y escribir en su blog cómo era la vida en el valle de Sawt desde la ocupación de los talibanes, y expresar su más profunda aspiración: tener libertad para ir a la escuela y aprender porque quiere ser médico.

Cuando Malala volvía a casa en el autobús de la escuela, varios hombres subieron y le dispararon en la cabeza, que representa la capacidad de pensar.
Eso es lo más peligroso para ciertas ideologías y religiones que quieren constreñir a las mujeres. Un ataque tan brutal contra una niña muestra la gran amenaza que ella representa. ¿Por qué educar a las niñas resulta tan amenazante para los extremistas? Una mujer con educación puede llegar a ser independiente ¿Por qué tanto miedo a la mujer autónoma?

Mientras el colectivo Femen reta a los poderosos del mundo denunciando la hipocresía reinante, la prostitución y la pobreza en el mundo, niñas como Malala representan, de otro modo, un símbolo de la lucha por la libertad de pensamiento y la posibilidad de formación de las mujeres. 


La noticia

Reivindicaciones y denuncias

Algunas de las manifestaciones que del grupo feminista ucraniano Femen son:

  • 0ctubre de 2011: ante la casa de Strauss Khan, disfrazadas de sirvientas sexuales para denunciar que los cargos por delito sexual cometido contra una camarera en Nueva York fueron retirados por la justicia de Estados Unidos. 
  • 4 de abril de 2013: en Bruselas, París, Kiev y Berlín, el día internacional de la Yihad, en defensa de la tunecina Amina Tyler. El imán emitió una orden condenándola a 100 latigazos y a ser lapidada hasta la muerte por publicar en internet unas fotos donde aparecía con el torso desnudo. 
  • 8 de abril de 2013: muestran su desacuerdo con la política del presidente ruso, Vladimir Putin, durante su visita oficial a Alemania.