La práctica habitual de sexo te hará parecer siete años más joven y alarga la vida

  • A los cosméticos caros y a los procedimientos quirúrgicos antienvejecimiento les ha salido un competidor: el sexo. Un estudio reciente sostiene que la vida sexual es el secreto real del aspecto juvenil que lucen muchas personas. 

El sexo rejuvenece, si se practica con asiduidad, según un estudio internacional. La investigación, dirigida por el Doctor David Weeks del Hospital Real de Edimburgo, asegura que la práctica regular de sexo hace parecer tanto a los hombres como a las mujeres siete años más joven. La causa principal parece estar en la liberación de la hormona de crecimiento que hace que la piel se vea más elástica, entre otras reacciones biológicas.  

El Dr. Weeks pasó diez años estudiando a miles de hombres y mujeres de todas las edades. Según sus observaciones, las personas de entre 40 y 50 años que lucían más jóvenes practicaban sexo con una frecuencia de tres veces por semana. La obtención de placer en el sexo era “un factor crucial” fundamental para preservar la juventud.  

Según el experto el sexo no solo haría parecer más jóvenes a esas personas, sino que también prolongaría su vida. “La calidad de la vida sexual en los adultos mayores predice el estados de salud general y el bienestar”, explica el doctor que cita un estudio que demuestra que el riesgo de mortalidad se reduce en un 50 por ciento en las personas que tienen un orgasmo con mayor frecuencia (dos veces por semana o más).  

“La satisfacción sexual es un factor importante de la calidad de vida, tanto como puede serlo la espiritualidad o la pertenencia a una comunidad religiosa”, dice el estudio que afirma que el sexo en la madurez puede incluso promover una mayor actitud positiva ante la vida. “El sexo no es un privilegio de los jóvenes, no debe serlo”, concluye el doctor.  

El estudio aclara que el sexo con una pareja estable es más beneficioso que el sexo casual porque este ultimo provoca en ocasiones ansiedad y ausencia de seguridad. Dos aspectos que se han asociado con la pérdida del aspecto juvenil.