Los Ángeles (EE.UU.), 8 feb (EFE).- El colombiano Juanes, con su disco "La Vida... Es Un Ratico", cumplió los pronósticos y se llevó el premio Grammy al mejor disco de pop latino, mientras que la banda mexicana Jaguares logró el galardón a la mejor producción latina rock o alternativa, por "45".

Juanes se impuso en su categoría a los trabajos de Jorge Drexler, Luis Fonsi, Luis Miguel y Tommy Torres.

El Grammy del colombiano lo recogió el argentino Gustavo Santaolalla, productor de "La Vida... Es Un Ratico", que quiso dar las gracias al cantautor por inspirar a la gente "como artista y ser humano".

Por su parte, Jaguares se apuntó el premio por "45", un disco que dura 45 minutos y que hace alusión a los millones de mexicanos que en la actualidad viven en la pobreza extrema.

Jaguares competía en su categoría con Ximena Sariñana, Locos por Juana, Nortec Collective y Grupo Fantasma.

Asimismo, el dúo reguetonero Wisin y Yandel consiguió el Grammy a la mejor producción latina de música urbana por "Los Extraterrestres", en tanto que el puertorriqueño José Feliciano resultó ganador en la categoría de música tropical, por su trabajo "Señor Bachata".

Además, Los Camperos de Nati Cano y Mariachi Divas compartieron el Grammy en la categoría de mejor disco regional mexicano, por "Amor, Dolor y Lágrimas: Música Ranchera" y "Canciones de Amor", respectivamente.

Rubén Ramos y The Mexican Revolution se alzaron con el gramófono dorado en la categoría de mejor disco tejano, por "Viva la Revolución".

En la categoría de música norteña, el galardón fue a parar a los Tigres del Norte por "Raíces", Joan Sebastián resultó victorioso en el campo de música de banda por "No es de Madera", y el trabajo conjunto "Come to Me Great Mystery - Native American Healing Songs", se llevó el Grammy a la mejor producción de música nativo-americana.

Estos premios fueron anunciados durante una ceremonia previa a los Grammy, en la que se dan a conocer 100 de los 110 ganadores de la 51 edición de estos galardones, cuya gala se celebrará esta noche en el Staples Center, en Los Ángeles (California).