Glúteos duros

De pie, con las piernas en la vertical de los hombros.Flexiona las rodillas unos 45 grados, como si te fueras a sentar en una butaca, ¡pero sin butaca! Vuelve a la posición inicial, extendiendo las rodillas. Aprieta los glúteos tanto en la bajada como en la subida; piensa que tienes una esponja en el trasero y quieres escurrir el agua. El vientre debe estar prieto, y el torso y los hombros rectos. Haz el ejercicio lentamente (2 segundos para bajar y 2 para subir). No debes sentir dolor ni en las rodillas ni en la zona lumbar. << Volver