Prevé la contratación de casi 30000 profesionales sanitarios

  • El primer ministro británico, Tony Blair, presentó hoy, jueves, las grandes líneas de una reforma ´histórica´ a diez años del sistema de sanidad, que prevé principalmente la incorporación de miles de médicos, la modernización de los hospitales y la reducción de las listas de espera.

´El desafío consiste en permitir al National Health Service (NHS, Servicio Nacional de Salud) convertirse en el sistema de sanidad que el mundo necesita´, explicó Blair ante la Cámara de los Comunes.El NHS es en la actualidad uno de los sectores públicos más pobres del país. Esta reforma prevé su revisión total con la ambición de convertir los gastos de sanidad británicos al nivel de la media de los países de la Unión Europea antes del 2005.Este proyecto, que tiene un coste de 19.000 millones de libras (29.000 millones de euros, casi 4,9 billones de pesetas), presentada como la principal reforma del NHS desde su creación en 1948, propone la incorporación de 2.000 médios generalistas, 7.500 especialistas y 20.000 enfermeras.Además prevé la creación en los diez próximos años de un centenar de hospitales, es decir cerca de 7.000 nuevas camas, la compra de 250 scanners suplementarios y la modernización de los sistemas informáticos.Uno de los objetivos de este proyecto, explicó el primer ministro, es reducir las listas de espera, que alcanzan en ocasiones varios años. Antes del 2005, prometió, el 90 por ciento de los pacientes no esperarán más de tres meses para cuidados no urgentes, y no más de seis meses para una hospitalización de varios días. Si se anula una intervención quirúgica por una razón no médica, el paciente deberá poder ser operado al mes siguiente.Este proyecto es la continuación de un informe solicitado por el Ministerio de Sanidad, que sacó a la luz la mala gestión, la desmotivación de los funcionarios y la suciedad de los hospitales.