Objetivo: sonrisa perfecta

  • La técnica más novedosa en ortodoncia para adultos, es eficaz e invisible... Pero hay otras opciones ¿Cuál te conviene?

1. Ortodoncia lingual de arco recto

Esta innovadora técnica utiliza “brackets” metálicos sobre la parte interna del diente (cara lingual). El procedimiento de arco recto ha conseguido una gran precisión, confort, resultados óptimos y menor tiempo de tratamiento.

Recomendada para...
casos de adultos con dientes mal alineados.
Ventajas: es el único aparato invisible pues queda oculto en la parte interna de los dientes; es muy eficaz, ya que permite el control total del movimiento dentario en los tres planos del espacio y, al contrario de lo que se podría pensar, no produce molestias en la lengua.
Inconvenientes: una leve modificación en el habla la primera semana, después desaparece.
Duración: entre cinco meses y dos años y medio.

2. Con alineadores plásticos

Férulas de plástico a medida de los dientes del paciente, que se van cambiando, de forma que cada una va desplazando un poco los dientes, para que se muevan al lugar correcto.

Recomendada para...
pacientes con una mala alineación leve o moderada, que desean un tratamiento estético.
Ventajas: es confortable y poco visible. Es eficaz para casos leves, pero moderada para los severos.
Inconvenientes: es difícil el control del diente en los tres planos del espacio y, por ello, más difícil conseguir con precisión algunos movimientos del diente. Es imprescindible la colaboración del paciente para que se ponga las férulas todo el día y toda la noche.
Duración: siete meses a tres años.


3. Vestibular, con brackets de autoligado


Utiliza “brackets” metálicos o cerámicos colocados en la cara externa del diente (vestibular) y arcos que se fijan al “bracket” sin necesidad de gomas.

Recomendada para...
cualquier tratamiento en el adulto, especialmente los casos de apiñamiento dental.
Ventajas: es muy rápida en las primeras fases y muy eficaz, sobre todo en casos de falta de espacio importante.
Inconvenientes: son muy visibles si son de metal, menos si son cerámicos. Pueden producir roce en la mucosa los primeros días, pero después son cómodos, aunque también depende del acabado y del tamaño.
Duración: entre seis meses y dos años y medio.

3 claves

  • Calidad: no solo el tipo de aparato, también su calidad influye en el confort, duración, estética y visibilidad del tratamiento.
  • El ortodoncista debe tener una formación adecuada y conocer bien la técnica que aplica para saber los resultados que puede obtener.
  • Precio: es muy variable. Depende del aparato, de su calidad y de la cualificación del ortodoncista.