Diabetes

¿CÓMO INFLUYE LA ALIMENTACIÓN?

La dieta es un elemento clave e indispensable en el tratamiento de esta enfermedad y en la prevención de la tipo 2, que está aumentando debido al sedentarismo y a la alimentación rica en grasas saturadas.

Alimentos recomendados:
Pan y cereales integrales.
Frutas, verduras y legumbres.
Carnes magras y pescado. Lácteos desnatados.

Con moderación:
Alimentos ricos en grasas saturadas.
Edulcorantes nutritivos: fructosa, miel, sorbitol...
Sal.
Alcohol (salvo que exista alguna contraindicación).

Alimentos desaconsejados:
Pastelería y bollería.
Bebidas refrescantes.
Mermeladas, chocolates y caramelos.

MENÚ TIPO (para una mujer adulta)

Desayuno
Un café con leche desnatada, un kiwi y dos biscotes integrales con margarina y mermelada ligth.

Media mañana
Un yogur natural desnatado y cuatro galletas ricas en fibra.

Comida
Una ensalada de arroz acompañada de merluza en salsa verde con escalivada, y una rebanada de pan. De postre, macedonia de frutas naturales.

Merienda
Tres albaricoques y una infusión.

Cena
Un vaso de gazpacho, una tortilla de verduras, una ensalada de escarola con vinagreta y una rebanada de pan integral. Como postre, un yogur desnatado.