Cada estación trae consigo unos alimentos propios de la temporada. Con el verano a la vuelta de la esquina, éstas son las 10 frutas y verduras que no pueden faltar en tu cesta de la compra. 

Las frutas y verduras de temporada no pueden faltar en tu cesta de la compra, sobre todo cuando el verano está a la vuelta de la esquina. Con la ayuda del nutricionista Álex Vidal, de Alimenta't, Institut d'Educación Nutricional en Mujehoy.com te propoponemos una selección de los 10 alimentos que aportarán más beneficios a tu cuerpo en esta estación del año y cuáles son sus principales propiedades.  

Melón. Ligeramente más calórica que su prima-hermana la Sandía (contiene un poco más de azúcar, según la variedades) su alto contenido en agua y niveles de potasio la hacen imprescindible para personas con problemas cardiovasculares o hipertensión. Sus propiedades diuréticas sitúan al melón en cualquier dieta o menú para perder peso. Además, es rico en vitaminas A y C

Melocotón. Rico en carotenos, destacan sus propiedades antioxidantes que nos ayudarán a reducir el riesgo de enfermedades como el cáncer. Su provitamina A contribuirá a garantizar la salud de nuestros ojos. No destaca por su contenido en azúcares y sus propiedades laxantes lo hacen recomendable para luchar contra el estreñimiento. 

Zanahoria. La más rica en beta-carotenos. Para disfrutar de sus antioxidantes y vitaminas la mejor opción es consumirla cruda (en ensaladas o cremas) o con un ligera cocción. Sus propiedades nos ayudarán a conseguir un buen bronceado para nuestra piel, luchando contra los efectos negativos de la exposición solar. 

Pimiento. Esta hortaliza es muy rica en vitamina C (contiene el doble que algunos cítricos). Al igual que muchas hortalizas, su alto contenido en agua y fibra hace que podamos disfrutar de sus propiedades en forma cruda o cocida, en cualquier dieta para perder esos kilos de más. Ya sea rojo, amarillo o verde, su consumo aportará vitaminas del grupo B, como la B6 (piridoxina) que ayudará a mantener una correcta actividad cerebral y del sistema nervioso. 

Ciruela. Contienen antocianos, un componente que otorga a esta fruta propiedades antioxidantes y antisépticas. Su contenido en fibras, como la pectina, la convierten también en un aliado perfecto para luchar contra el estreñimiento. 

Higo. Su contenido en hidratos de carbono (azúcares) convierten al higo en aconsejable para personas con un mayor requerimiento energético como las embarazadas o los deportistas (sobre todo si los consumimos en seco o deshidratados).  

Sandía. Posiblemente la fruta más rica en agua, por lo tanto de gran poder hidratante en épocas de intenso calor como el verano. "El color rojizo o rosado de su pulpa evidencia que contiene licopenos, y en consecuencia actividades antioxidantes", explica Vidal. Su alto contenido en agua hace que podamos consumir cantidades considerables sin preocuparnos por la calorías. 

Berenjena. Aunque podamos encontrar berenjenas durante todo el año, su sensibilidad al frío hace que su mejor época sean los meses de más calor. Muy recomendable para guarniciones en nuestros platos, podemos aumentar su aporte de fibra si la consumimos con la piel y sus semillas. Al igual que otras verduras o hortalizas con sabor amargo favorecen la actividad de nuestro hígado.   

Frambuesa
. Según la modalidad, podemos encontrar frambuesas durante los meses entre julio y octubre. Tienen un alto contenido en vitamina C por lo que nos ayudará a lucha contra la anemia al favorecer la absorción del hierro. También nos aporta ácido fólico, que participa en la correcta formación del bebé en mujeres embarazadas. 

Pepino. Gracias a los avances en métodos de obtención y conservación, podemos encontrar esta hortaliza de verano durante todo el año. "Al ser rico en potasio y pobre en sodio nos ayudará a luchar contra problemas de retención de líquidos o hipertensión arterial", señala el nutricionista de Alimenta't. Sus propiedades hacen que aparezca en muchas composiciones y productos para la estética y el cuidado de la piel.