Cuatro propiedades que hacen que amemos la sandía en verano: antioxidante, reconstituyente, hidratante y cicatrizante

  • La sandía no solo es una de las frutas más refrescantes del verano, por su alto contenido en agua, también es una fuente de salud gracias a sus propiedades antioxidantes, cicatrizantes y reconstituyentes.

1. La sandía tiene más licopenos que el tomate crudo. Una taza de sandía tiene una vez y media más cantidad de licopeno que u tomate grande fresco. El licopeno es un componente que detiene el daño que los radicales libres producen en las células. Algunos estudios han demostrado su capacidad para proteger contra las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Una vez ingerido, el organismo transforma el licopeno en vitamina A, uno de los mejores antioxidantes. 

2. Su zumo puede aliviar los músculos inflamados después de un día duro de entrenamiento. Un estudio español publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry reveló que beber zumo de sandía puede relajar y recuperar los músculos después de varias horas de entrenamiento. Esta propiedad se explica porque la sandía contiene citrulina, una sustancia que se relaciona con una mejora en la función arterial y una reducción de la presión sanguínea. Además, su contenido en vitamina C ayuda a la formación del colágeno por lo que será útil para mejorar la cicatrización de heridas o quemaduras.

3. Tiene el ADN de una fruta, no de un vegetal. Tiene un sabor dulce y es producto del desarrollo de una semilla, pero comparte parentesco con la calabaza, el pepino y el calabacín, que pertenecen a las plantas herbáceas de la familia de las cucurbitáceas. Su contenido en piridoxina, vitamina B6, ayuda a regular el sistema nervioso y al aprovechamiento por parte del cuerpo de las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono.

4. Tiene un poderoso efecto hidratante. La composición de la sandía contiene un 91,5% de agua, con lo cual es la fruta perfecta para luchar contra los efectos de la deshidratación, entre los que se pueden contra el dolor de cabeza, los problemas de concentración, la fatiga y el mal humor.