Bebidas sin alcohol que engañan por sus calorías

  • Las calorías de las bebidas no alcohólicas son un poco más difíciles de contabilizar que las de los alimentos sólidos. Además, muchas veces tendemos a pensar que engordan menos que las que tienen alcohol. 

Algunas personas creen que, al no beber cerveza u otras bebidas con alcohol, también se "ahorran" algunas calorías. Pero hay algunas bebidas sin alcohol y que sin embargo son muy calóricas, según el conteo de la revista Time. Os damos algunos trucos para reducir su aporte calórico.

Una taza de chocolate caliente …. 206 calorías

Si se emplea un polvo de cacao sin azúcar, leche desnatada en vez de entera y algún edulcorante natural se pueden reducir estas calorías a la mitad. Por supuesto habría que abstenerse de la nata para adornar.

Una taza de ponche de huevos … 209 calorías

Si se sustituye la crema o la nata por leche semidesnatada y el sirope por un edulcorante se conseguirá aligerar en un tercio la contundencia del ponche aunque es cierto que su textura no será la misma.

Un "Frapuccino Mocha" con menta (pequeño)... 320 calorías

Para aligerarlo se podría intentar pedir leche desnatada, cambiar el azúcar por un edulcorante y renunciar a la nata.