Todo el santo día haciendo dieta, pasándolo mal cuando nuestros amigos se ponen las botas en la mesa mientras que nosotras miramos con cara triste y casi una lagrimita cayendo por el rostro nuestro triste y patético pomelo para que a la hora de la verdad no de resultados. ¿Qué clase de injusticia es esta? ¿Solo unas pocas pueden estar estupendas?

No será la primera vez que escuchamos: "Fulanita come mucho y no engorda" y yo hago una reflexión o el mundo se ha vuelto cruel o aquí tiene que haber algún fallo técnico, que poniéndole nombre viene a ser: el metabolismo.

¿Qué es el metabolismo?

Definimos que es el metabolismo como el conjunto de reacciones químicas que se producen en el organismo. Coloquialmente, el concepto se usa para referirnos a la forma de quemar y digerir los alimentos. Hablando en plata y para que todas nos entendamos es aquello que nos impide engordar a algunas (cosa que también es ciertamente traumática) y nos hace engordar a otras hagamos lo que hagamos.

Factores que modifican la intensidad del metabolismo

1.- EJERCICIO: Supone variaciones importantísimas en el metabolismo haciendo que este sea hasta 3 veces superior. Un hombre de 70 kg., gasta unas 2.000 kc. En condiciones laborables duras llega a gastar del orden de 6000/7000 kc.

2.- INGESTIÓN DE ALIMENTOS: La ingesta lleva implícita un trabajo digestivo que supone un activación metabólica. Determinadas sustancias del alimento tienen una acción estimulante del metabolismo general del organismo como por ejemplo los aminoácidos, proteínas. A esta reacción se le llama acción dinámica metabólica.

3.- EDAD: El metabolismo de un recién nacido es el doble que el metabolismo de un anciano. Está relacionado con los procesos de crecimiento y desarrollo.

4.- ACTIVIDAD HORMONAL: Existen diversas hormonas que aumentan el metabolismo como la hormona tiroidea, los andrógenos y la hormona del crecimiento (GH).

5.- ESTIMULACIÓN SIMPÁTICA: Es un poderoso estimulante del metabolismo general.

6.- CLIMA: El calor frena el metabolismo y el frío lo aumenta. El frío aumenta la actividad del Tiroides.

7.- SUEÑO: Durante el sueño disminuye el metabolismo como consecuencia del menor tono muscular y de la menor actividad simpática.

8.- FIEBRE: Aumenta el metabolismo.

¡Actívalo!

Ya que el metabolismo es un conjunto de reacciones bioquímicas que se producen en el cuerpo y que permiten obtener energía de los alimentos, regular la temperatura corporal y asegurar el funcionamiento de todos los órganos tendremos que ponernos manos a la obra para activarlo.

Cambiar el metabolismo no es fácil y aseguran los expertos que no está en nuestra mano, pero sí puede dar resultados el combinar la dieta con la práctica de ejercicios para recuperar o conseguir el peso ideal. Ya que si se consigue mantener un tiempo ese peso, el organismo logra un equilibrio y se autoregula, por lo que no se vuelven a recuperar los kilos perdidos.

DI NO a las dietas rápidas, porque ni son beneficiosas ni nos ayudan en absoluto a conseguir lo que queremos. ¿Comer lo mínimo para no engordar? Otra mala idea, que no sirve para nada porque al comer poco el metabolismo se vuelve más lento, se atasca, gasta menos y por lo tanto después de las primeras semanas de dieta no perdemos ni un gramo.

Ponte en marcha poco a poco

Los expertos nos recomiendan una hora de ejercicio diaria, pero para las que no estamos acostumbradas esto puede resultarnos "mortal". Necesitaremos entonces ir poco a poco, incrementando la intensidad y la duración de los ejercicios de semana en semana. Despacito y con buena letra iremos notando los resultados.¡Ánimo!

Aprende cómo funciona tu metabalismo y desenmascara los falsos mitos como que saltarse la cena o tomar alimentos fríos ayuda a perder kilos.