Cuatro alimentos que podrías estar comiendo mal

  • ¿Es mejor comerlo crudo o cocinado? Y una vez cocinado, ¿mejor cocido, frito o al vapor? Te desvelamos cómo comer cuatro alimentos habituales en la dieta mediterránea para que puedas beneficiarte de todas sus propiedades y evitar un perjuicio para tu salud. 

No es igual comer los vegetales cocidos que crudos y tampoco lo es cortar las fresas o comerlas enteras. Descubre los cuatro errores (con sus correspondientes soluciones) que se comente a la hora de consumir determinados alimentos. 

1. ¿Comes bien los vegetales?  

Error: Cocerlos o meterlos al microondas.  

Mejor: Cocinarlos al vapor.  

¿Por qué? Cuando los vegetales se hacen al vapor conservan mejor sus propiedades, sobre todo aquellos nutrientes que se han demostrado como anticancerígenos. Es el caso del brócoli o la coliflor. Un estudio realizado en la Universidad de Illinois demostró como este componente anticancerígeno presente en estas verduras y en otras como la recula, necesita de una enzima para ser liberado llamada mirosinasa que se destruye con la mayoría de los métodos de cocción. Sin embargo, cuando se preparan al vapor durante tres o cuatro minutos, que es un método lento de cocción, esta enzima s conserva, y la verdura mantiene sus propiedades. 

2. ¿Te sientan bien las fresas?  

Error: Cortarlas a lo largo.  

Mejor: Comerlas enteras. 

¿Por qué? Las fresas enteras contienen entre un 8 y un 12% más de vitamina C que las cortadas, según un estudio realizado en Brasil en 2011. La explicación es que la vitamina C se desintegra cuando es expuesta a la luz y al oxígeno. Para un mayor efecto, se recomienda comer las fresas frías porque las bajas temperaturas ayudan a retener más vitamina C. 

3. ¿Aprovechas las propiedades del vino? 

Error: Dejarlo “respirar” demasiado tiempo. 

Mejor: Beber del vino cuando la botella está recién abierta. 

¿Por qué? Cuando el vino tiempo se decanta durante largos períodos de tiempo, hasta doce horas, los ácidos orgánicos y los polifenoles empiezan a desintegrarse. Dejar una botella de vino abierta, por ejemplo, durante una noche, lo deja sin sus mejores propiedades. A saber: antidepresivas, aumenta de la testosterona y cardiosaludables.  

4. ¿Cómo te beneficiarás mejor del consumo de tomates?

Error: Comerlos crudos. 

Mejor: Cocerlos o comerlos como tomate frito. 

Los tomates se han relacionado con la reducción del riesgo de infarto cerebral en los hombres, la prevención del cáncer de próstata y del envejecimiento cerebral. Sin embargo, los tomates cocinados aumentan considerablemente todos esos beneficios porque tienen un mayor nivel de licopeno, el compuesto químico que le confiere al tomate sus propiedades antioxidantes. Un estudio publicado en el The British Journal of Nutrition encontró que las personas que tenían dietas raw (solo comen comida cruda) tenían niveles más bajos de licopeno que el resto. Cocinar el tomate con aceite de oliva es la mejor manera de aprovechar el licopeno, pues es soluble en grasa y permite al organismo absorberlo en casi su totalidad.