Cuatro alimentos prohibidos si quieres hacer bien la digestión

  • No es necesario comer mucho para tener una digestión pesada. Hacemos un repaso de los alimentos que más quebraderos de cabeza dan a las personas que suelen tener problemas de acidez y de malestar después de comer.

A pesar de que cuando se acerca el verano, solemos comer de una forma más ligera, lo cierto es que las molestias digestivas siguen estando presentes. Revisa si en tu dieta son frecuentes alguno de estos cuatro enemigos de las buenas digestiones y habrás dado un paso de gigante.  

- Edulcorantes artificiales. ¿Cómo te afecta: Si te gusta reducir calorías sustituyendo el azúcar por edulcorantes en el café, quizás estés ralentizando la digestión y provocando inflamación en tu cuerpo, y concretamente en la zona del abdomen. En general los edulcorantes son peor digeridos por el organismo y producen hinchazón, gases y hasta diarreas.  

¿Qué puedes hacer? La recomendación de los expertos es usar edulcorantes de origen natural.  

- Chocolate. ¿Cómo te afecta? La cafeína que contiene el chocolate puede provocar acidez en el estómago en personas con predisposición a tener digestiones complicadas. Pero además como el chocolate (el café también) funciona como un diurético, también puede producir diarreas.  

¿Qué puedes hacer? Escoge siempre chocolate negro con un 70% de cacao que ayudará a tener una mejor digestión.  

- Carbohidratos procesados. Cómo te afecta? Además de elevar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, los carbohidratos procesado, como el pan blanco, los refrescos con gas y las patatas fritas se mueven muy raído por el tracto intestinal y producen inflamación y otros problemas en el estómago.  

- ¿Qué puedes hacer? Lo ideal sería eliminar los carbohidratos refinados de la dieta, pero si no puedes hacerlo de forma radical, quizás puedas combinarlos con alimentos de digestión lenta, como las carnes magras o la pechuga de pollo sin piel.  

- Los fritos. ¿Cómo te afecta? Los alimentos ricos en grasas saturadas son difíciles de digerir y te hacen sentir incómoda y pesada durante horas. Además pueden producir reflujo ácido, pues elevan la acidez del estómago.  

¿Qué puedes hacer? Si eres una gran comedora de carne o fritos, evita combinarlos con alcohol o comerlos por la noche. Si es posible cocina las comidas con grasas de origen vegetal, como el aceite de oliva.