Cuidarse, por dentro y por fuera, ha pasado de ser una preocupación puntual a convertirse en un concepto holístico cercano a la gestión del bienestar durante todo el día y todo el año. Ser 'healthy' está de moda, pero nadie dijo que fuera fácil, sobre todo en la era de la multitarea. Un estudio de Special K sobre tendencias en cuidado y bienestar revela que el 17% de las españolas ya siguen, de verdad, "un estilo de vida saludable y equilibrado". 

Ser una mujer 'healthy' supone consumir alimentos con cereales integrales, generar hábitos saludables, beber mucha agua, seguir una dieta equilibrada y hacer cinco comidas al día. La necesidad de cuidarse a diario y durante todo el año, en lugar de hacerlo puntualmente o en ocasiones especiales ya es una tendencia, según revela un estudio de Special K realizado a 1.000 mujeres. A pesar de que sólo el 17% de las personas consultadas se declara una firme seguidora de un estilo de vida saludable, lo cierto es que lo 'healthy' está de moda y que cada día son menos las mujeres que recurren a las 'dietas milagro' y muchas más las que están concienciadas de que es posible mantener unos buenos hábitos de vida y de alimentación. 

Una de las asignaturas pendientes de las mujeres españolas es la actividad física, pues sólo el 28% declara que practica algún deporte de forma regular. Por eso la modelo, actriz, empresaria, madre y 'healthy' convencida, Laura Sánchez, confiesa que uno de sus trucos para evitar la pereza a la hora de hacer ejercicio es intentar hacerlo divertido y hacer que no se convierta en una obligación aburrida. Una opinión que comparte el trendsetter Pelayo Díaz, quien destaca el hecho de que el running y la bicicleta estén ganando adeptos en las grandes ciudades. "Poco a poco nos estamos introduciendo en España en la cultura 'healthy' que ya está instalada en otros países", explica. 

Ser healthy no es fácil y supone un sacrificio, pero para Laura Sánchez, éste merece la pena: "Es una cuestión de hábito. Al principio cuesta, pero si te mentalizas y repites las conductas saludables se acaban convirtiendo en hábitos y ya no cuesta". Por eso la coach María Vila aconseja fijar un "plan de acción" para cambiar aquellos hábitos que no son saludables. "Lo primero es identificar claramente lo que quieres cambiar, después hay que localizar las causas que te llevan a seguir esas conductas y crear nuevos desencadenantes. Por último, a mí me gusta referirme a esas siglas que hace años significaba algo muy distinto a lo que significa ahora: 'MEC' (Mueve el culo) y después, persevera", argumenta la coach. 

El decálogo de la 'mujer healthy'

1. No te saltes la primera comida del día ni desayunes sólo un café. 

2. Haz cinco comidas al día. Te ayuda a repartir mejor la ingesta de alimentos a lo largo de la jornada. 

3. Consume alimentos con cereales integrales, que son los que tienen más fibra. 

4. Hidrátate a menudo. Bebe entre un 1,5 y 2 litros de agua al día. 

5. Controla la ingesta de grasas. 

6. Come variado, de todo, para llevar una dieta equilibrada. 

7. Practica algún deporte de forma regular. Hazlo divertido y disfrútalo. 

8. Respeta tus horas de descanso y disfrútalas. 

9. Si te cuesta cambiar un hábito poco saludable, fija un plan de acción y sé constante. 

10. Recuerda que lo que te hace invencible es tu autoestima. ¡Quiérete!