La lista definitiva de los alimentos que te hacen sentirte sexy (y los que no)

  • Ser sexy es sentirse sexy y nuestra manera de vivir tiene mucho que ver con ese estado. Un estilo de vida saludable, desde lo que comes hasta el ejercicio que haces, marca la diferencia. Al parecer, si no te crees atractiva es difícil que otros te vean de esa manera.

Existen algunos alimentos funcionan como estimuladores de la libido, y otros como auténticos asesinos del deseo sexual. “La relación de algunos alimentos con el sexo puede ser bastante objetiva y medible y va mucho más allá de un simple efecto placebo”, dice la doctora Cynthia Sass que ha escrito varios libros sobre el asunto. 

Mujerhoy.com revela a sus usuarias la lista de los buenos y malos para el sexo. No olviden que somos lo que comemos. 

LOS 'BUENOS' PARA SENTIRSE SEXY 

Fresas. Es una fruta con buena reputación sexual. La explicación sería que estos pequeños frutos mejoran la circulación sanguínea, esencial para la función sexual de hombres y mujeres. Además, las fresas son ricas en antioxidantes que benefician el corazón y las arterias. Por si fuera poco, las fresas contienen niveles importantes de vitamina C que, junto a los antioxidantes, se relacionan con una mejor calidad del semen. Si pruebas sumergir una fresa en chocolate fundido para activar el deseo sexual, los resultados serán espectaculares.  

Aguacates. Es un fruto rico en vitamina E, potasio y vitamina B6, todo esto le confiere propiedades antioxidantes que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo. El aguacate es una fuente de grasas monoinsaturadas cardiosaludables, una cuestión crucial para tener una vida sexual saludable. Los hombres con enfermedades del corazón tienen dos veces más riesgo de tener problemas de erección.  

Almendras. Las almendras contienen zinc, selenio y vitamina E, vitaminas y minerales que son importantes para el deseo sexual y la reproducción. El selenio es útil para superar los problemas de infertilidad y la vitamina E mejora la salud cardiovascular. Por su parte, el zinc eleva la segregación de las hormonas sexuales en los hombres y eleven el deseo sexual. El flujo sanguíneo es una factor importante para la salud de los órganos sexuales, por lo que escoger consumir grasas saludables, como los ácidos grasos Omega 3 es más que una buena idea.  

Boniatos. También son muy ricos en potasio, lo que ayuda a mantener buenas cifras de tensión arterial, lo cual se asocia con un menor riesgo de disfunción erectil. Además, son ricos en betacarotenos que a su vez proven de vitamina A al cuerpo, lo cual podría ser eficaz, aunque no está del todo demostrado, para superar los problemas de infertilidad. 

Semillas de sésamo. Como ya hemos dicho el zinc es un mineral importante en el desempeño sexual, en la producción de testosterona y en la calidad del semen. Las ostras son el alimento más rico en zinc que conocemos, pero lo cierto es que no es un aliemnto que se coma con mucha frecuencia. Otra fuente importante son las semillas de sésamo, presente en algunos cereales de desayuno. Revisa y lee los componentes de los cereales que tomas cada día. Igual es hora de cambiar.  

Sandía. Esta fruta baja en calorías es un potencial estimulador del deseo sexual. En 2008 una investigación realizada en Texas sugirió que el licopeno y el betacaroteno encontrados en la sandía podrían ser útiles para relajar los vasos sanguíneos y mejorar de forma natural la función sexual.  

LOS MALOS, QUE NO TE HACEN SENTIRTE SEXY

Alcohol. Un vaso de vino puede funcionar como un lubricante social que te ayude a encontrar pareja o que te desinhiba y te haga parecer más simpático y espontáneo en un bar elevando las probabilidades de que salgas de allí emparejado. Pero a partir de ahí el alcohol es uno de los peores enemigos del sexo. Demasiado alcohol hace caer la excitación y la sensibilidad sexual en picado.  

Carne roja. Aunque es una buena fuente de proteínas y de zinc, la carne también es rica en colesterol y grasas saturadas. Una dieta rica en carne roja se asocia con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares. Todo esto es un tiro de gracia para la función sexual. 

Patatas fritas de bolsa. Es una fuente infinita de grasas trans e hidrogenadas, un tipo de “grasa mala” que afecta a las paredes arteriales y al flujo sanguíneo y que contribuye a la formación de placas que strechan las arterias y dificultan la circulación de la sangre. Dicho esto, solo nos resta decir que una circulación enferma no puede garantizar el buen desempeño sexual del cuerpo.