¿Por qué siempre peso más el fin de semana?

  • Es habitual que nos pongamos serios con las dietas de lunes a viernes, y que durante el fin de semana abramos la veda con alcohol, postres y alguna que otra recompensa para premiar el esfuerzo realizado durante la semana.  

“Normalmente se pierde peso gradualmente en la semana y luego se vuelve a recuperar durante el fin de semana”, revela un estudio firmado por un equipo de científicos estadounidenses y finlandeses.  

“Casi todas las personas ya pesan más el sábado por la noche que lo que pesaban el viernes por la mañana”, dice la investigación. Según sus conclusiones, los que consiguen perder peso son los que mantienen los mismos hábitos durante todo el tiempo sin hacer parones de fines de semana.  

En el estudio aquellos que perdían peso consistentemente eran los que seguían la dieta de un modo estricto de lunes a viernes cada vez que cometían algún exceso de fin de semana. Su peso empezaba a reducirse desde el mismo lunes y continuaba bajando hasta el viernes. Aquellos que ganaban peso eran los que mantenían una dieta débil que no compensaba las calorías ingresadas el fin de semana.  

El estudio fue publicado en enero en la revista Obesity Facts y examinó a 80 personas de entre 25 y 62 años. Entre sus hallazgos fundamentales figura el hecho de descubrir que todas las personas, independientemente de que quieran adelgazar o no, tienen una fluctuación en su peso corporal entre los días laborables respecto al fin de semana. Es decir, que no pesamos siempre lo mismo.  

Los autores creen que esta diferencia se debe a que de lunes a viernes tenemos los días más estructurados y podemos controlar mejor lo que comemos, mientras el fin de semana solemos caer en múltiples tentaciones.   

Según ha declarado a la revista TIME la dietista Joy Dubost, este estudio confirma la certeza de que cuando alguien se pone a régimen su peso fluctúa durante un tiempo, y eso no tiene que suponer un error en la dieta porque es una fluctuación que ocurre de forma natural.  

Es una información que deben tener en cuenta las personas con poca paciencia que empiezan una dieta y la abandonan cuando descubren que no han perdido peso o que, incluso cuando lo han ganado durante el fin de semana.