Tips raros para adelgazar que sí funcionan

  • Sorprendente, pero cierto. Algunos comportamientos cotidianos, o no tan cotidianos, pueden resultar de gran ayuda a la hora de perder peso o de mantenerte en el actual. No cuestan trabajo y son efectivos.

Puede resultar extraño, pero estas acciones, si se convierten en hábitos, ayudan a adelgazar.   

1. Beber agua tibia. El agua tibia te hace sentir saciado más rápido que el agua fría y te ayudará a comer menos cantidad. Si te resulta difícil beber agua tibia, añade una bolsita de té de hierbas para cambiar un poco el sabor.  

2. Ver menos televisión. Comemos más si lo hacemos distraídos frente a una pantalla. Además de eso, ver menos televisión te ayudará a perder peso porque pasarás menos tiempo sentada y quemarás más calorías. Parece una broma pero se queman más calorías durmiendo que en el sofá frente a la tele. 

3. No comer en pijama ni en chándal. Los estudios demuestran que comemos más cuando llevamos ropa amplia o elástica. Lo ideal es comer con ropa de nuestra talla pero que sea un poco ajustada y nos recuerde inmediatamente cuándo nos estamos pasando con la comida.  

4. Comer alimentos probióticos. Las bacterias juegan un papel importante en nuestro metabolismo y en nuestro apetito. Incrementando la cantidad que comemos de alimentos ricos en probióticos podremos perder peso sin cortar las calorías. 

5. Añadir un poco de picante. Varios estudios recientes muestran que consumir alimentos picantes, específicamente la cayena, acelera el metabolismo. En esos estudios, además, se demostró que después de consumir comida picante se comía menos cantidad en la próxima comida. 

6. Beber vino. Por razones que los investigadores aún no consiguen explicar, en las investigaciones de sobrepeso las mujeres que beben al día una o dos copas de vino ganan menos kilos que las que no beben nada de vino. El truco es no pasarse de las dos copas, a partir de esa cantidad, al menos en los ensayos, se empieza a ganar peso.