4 trucos para quemar más calorías a diario y acelerar el metabolismo

  • Oficialmente ya ha empezado la 'operación bikini'. Al menos para las más previsoras o las que han tenido un invierno más asilvestrado. Es posible que quieras que tu metabolismo vaya más rápido para que éste te ayude a perder de vista cuanto antes todo el peso que te sobra.

Si no puedes ir cada día al gimnasio y dejar allí 500 calorías diarias, quizá te convenga poner en práctica alguno de estos cuatro trucos de experto para duplicar la velocidad de tu metabolismo.

1. Levántate 15 minutos antes y pon en marcha tu metabolismo. Si ya sabes que no tendrás tiempo de ir al gimnasio pon el despertador 15 minutos antes y dedica ese tiempo a hacer una rutina de diez minutos de ejercicio de alta intensidad, puedes probar con un circuito o con lagunas aplicaciones de ejercicios de alta intensidad en siete minutos: Saltos, sentadillas, fondos te servirán para comenzar bien el proceso diario de quemar calorías antes de desayunar. El metabolismo en marcha estará más activo el resto del día.

2. Haz el truco 'Una vez de cada diez'. Este es el truco de Tony Horton, la creadora de un método de entrenamiento llamado P90. Su secreto es buscar diez oportunidades en el día de elevar su frecuencia cardíaca durante un minuto. Puede ser haciendo diez sentadillas cada una hora, subiendo una escalera a paso rápido o caminar por la casa haciendo zancadas largas. Con este truco se pueden quemar entre 300 y 400 calorías al día.

3. Mantén la casa a baja temperatura. Tener la casa a baja temperatura ayudará a incrementar en un 40% la grasa parda, según un estudio publicado en la revista Diabetes. Este tipo de grasas quema calorías para conseguir que el cuerpo se mantenga en su temperatura adecuada, incluso puedes estar quemando calorías mientras estás sentada en el sofá.

4. Siéntate en el suelo cada vez que puedas. Si ves la televisión sentada en el suelo quemarás más calorías que si te sientas en el sofá. Cuando estás en el suelo tus músculos tienen que soportar tu cuerpo, y además tienes que trabajar más para ponerte de pie.