La mejor forma de tonificar los músculos es ejercitarlos. Y los del rostro no son diferentes a los de los brazos o las piernas.

Tal y como nos explica María Garrigues Walker, especialista en gimnasia facial, el ejercicio es ’el método natural por excelencia para recuperar el tono muscular del rostro’. Pero se necesitan constancia y fuerza de voluntad. ’Esta gimnasia -agrega- compensa el desgaste conjuntivo, favorece el aumento de la masa muscular, potencia el volumen de los labios, evita la flacidez y aumenta la elasticidad. Además, produce una mayor vasodilatación y mejora la microcirculación cutánea’.

Para dibujar el óvalo facial, nos aconseja dos trucos:

- Cierra el puño y colócalo bajo la mandíbula inferior, presionando hacia arriba. Sitúa la punta de la lengua en las encías de la mandíbula inferior. Aprieta y relaja la lengua mientras mantienes la presión del puño. Hazlo varias veces.

- Coloca las dos manos rodeando el cuello, manteniendo una presión ligera, pero firme. Intenta mover hacia adelante el cuello en contra de la presión. Repítelo varias veces.