La fiebre por el 'running' cada vez está más extendida. Tanto es así que incluso en Invierno son legión los corredores que vemos por las calles, parques o pistas a lo largo y ancho de nuestro país. Pero claro, no es lo mismo correr en Verano que en Invierno bajo cero. La vestimenta debe ser la adecuada y, para combatir los rigores del frío, cada vez tenemos más aliados en nuestra lucha contra el crono. Estos son los básicos que deberías tener en tu armario para salir a correr con todas las garantías este frío, frío Invierno.

Los profesionales del 'running' recomiendan vestirnos en Invierno siempre como una cebolla, 'a capas'. Olvídate de salir con una sudadera y poco más. Debes llevar prendas ligeras y que transpiren. 'Pasa' del algodón y opta por las nuevas fibras sintéticas, verás que cambio. Ande yo caliente...

Camiseta térmica: Preferiblemente de manga larga, tiene que ser nuestra segunda 'piel'. La elegiremos bien pegada al cuerpo (camiseta de compresión), perfecta para que no se nos escape el calor corporal.

Chaleco cortavientos: Permite máxima libertad de movimientos para tus brazos y protege tu torso de las agresiones del frío. Imprescindible para salir a correr con bajas temperaturas. Tu chaleco debe estar compuesto de dos capas: la exterior, que es la que aísla del frío, y la interior, con microporos para favorecer el drenaje de sudor. Si corres por zonas transitadas, mejor de colores llamativos para que los conductores te vean.

Calcetines técnicos: A pesar de que no les solemos dar importancia, unos buenos calcetines harán que nuestros pies no suden, y que por tanto no se enfríen por el efecto térmico. Escógelos con refuerzo si eres 'friolero'.

Calentadores/mallas: Si eres de los que están acostumbrados a correr con pantalón corto y a llegar con las piernas más tiesas que Robocop, la mejor opción son los calentadores. Te evitan la incomodidad de un pantalón largo (el roce no hace el cariño), abrigan, evitan la pérdida de calor y te protegen de posibles lesiones. Escoge unas que ocupen todo el largo de las piernas.

Cuello polar o braga: Un básico para las bajas temperaturas. Se acabó el subirse la cremallera de la chaqueta: una protección extra para nuestro cuello nunca está de más. Utiliza uno ajustable, para que el frío no se cuele y acabes con la garganta hecha polvo. 

Gorro y/o orejeras: ¿Sabías que la cabeza es uno de los puntos por dónde perdemos más calor corporal al hacer ejercicio? Mantén tu cabeza abrigada con un buen gorro (vale uno de lana). Si te resulta muy incómodo, puedes elegir unas orejeras

Guantes: Otro básico que muchas veces nos olvidamos o por pereza no los usamos. Las extremidades son muy vulnerables a los cambios de temperatura y unas manos frías pueden lastrar nuestro ejercicio. Hoy en día los tienes táctiles, para poder manejar tu 'smartphone' mientras corres.