¿Cuál es la cantidad de agua que debes beber después de entrenar?

  • Es sabido que la hidratación es uno de los aspectos que más se deben cuidar a la hora de practicar un ejercicio intenso. Pero lo importante es determinar cuánto, cómo y cuando. Te aportamos unas claves para saberlo.

Varios estudios han demostrado que tras un intenso entrenamiento físico el cuerpo tiene más dificultar para regular la frecuencia cardíaca. Y esto sucede incluso en las personas sanas. Sin embargo, recientes investigaciones realizadas en Universidad Juiz de Fora en Brasil han probado que beber agua tras practicar ejercicio vigoroso puede ayudar a que el corazón estabilice sus latidos y vuelva al funcionamiento normal en menos tiempo.

El asunto es determinar qué cantidad de agua es necesaria para conseguir ese efecto. Durante un entrenamiento intenso una persona puede perder a través de la sudoración entre el 1% y el 4% de su peso corporal. Cuanto más sude una persona más se reducirá el volumen de su plasma y el corazón tendrá menos sangre disponible para distribuir por todo el cuerpo. Para mantener el flujo sanguíneo el corazón necesita latir a entre tres y seis latidos por minuto.  

Así que para determinar cuánta agua debemos beber tras entrenar para rehidratarnos lo mejor será pesarnos antes e inmediatamente después de practicar el ejercicio para saber cuánto peso se ha perdido. Si pesas medio kilo menos necesitarás beber unos tres vasos de agua para recuperarte. Los expertos advierten que uno no tiene que forzarse para beberlos inmediatamente después de entrenar pero que, cuanto antes se beba agua, más rápido la frecuencia cardíaca volverá a la normalidad.