Dime qué bolso tienes y averigua cómo llevarlo para que no sufra tu espalda

Adicta al “tote bag”

De bolsa de la compra a accesorio de lujo, en él cabe de todo. Y ese su peligro, especialmente si se combina con unos zapatos
no apropiados. “Los tacones no ayudan a mantener una espalda sana, pero cargar los hombros con un gran peso durante períodos de tiempo largos y siempre en el mismo lado es garantizarse una lesión”, explica el dr. Pablo de Lucas, especialista en
Traumatología y Cirugía Ortopédica del Centro Ramón y Cajal. Para prevenir males mayores, escoge modelos de asas anchas,
alterna ambos hombros y haz una rigurosa selección de lo que metes en él.


Loca por el “satchel”

Es como la cartera del cole, pero en fashion. “Lo más recomendable es llevarlo cruzado al pecho, en bandolera”, afirma el dr.
de Lucas. Pero el manual de estilo cohíbe a muchas para portarlo en esa posición y acaban cargándolo solo en un hombro. El problema es la oscilación. Para evitar problemas, mima la zona con estos ejercicios: encogiendo y relajando los hombros 10 veces seguidas y, de pie, coloca los brazos extendidos y empújalos hacia atrás como si estuvieras remando.

'Dr. bag', elegante

Recuerda: tus brazos, muñecas y manos también se pueden sobrecargar y provocarte lesiones como la epicondilitis.

“Clutch”, el “must”

Este año, se llevan las carteras XXL. ¿La clave para que la tuya sea saludable? Si no la puedes sujetar con facilidad con una sola mano, no inviertas ni un euro en ella porque no te sirve.