Los 10 ejercicios más divertidos para no aburrirte con el ejercicio y ponerte en forma sin darte cuenta

  • No todos somos iguales a la hora de hacer ejercicio. Lo que a uno le puede motivar a otro le puede cansar y viceversa... Sin embargo, en algo coincidimos todos: si el ejercicio nos aburre, dejamos de hacerlo. Así que a lo mejor las frases motivadoras, las fotos viendo el antes y el después o simplemente la adrenalina que se segrega tras el ejercicio no sea suficiente. Necesitas que el deporte sea algo divertido. No te preocupes. Tenemos los 10 ejercicios y/o deportes para que te pongas en forma... Divirtiéndote y casi sin darte cuenta. 

1. Bailar. El deporte que no es deporte por excelencia. Por algo el 'Zumba' es tan popular: ha conseguido integrar el baile en una rutina de ejercicios. Salsa, bachata, merengue, clásico... Bailar segrega endorfinas, relaja y es un excelente ejercicio aeróbico además de favorecer nuestra concentración y equilibrio. Con la suficiente práctica, podemos 'quemar' unas 700 calorías por sesión. ¿A qué esperas para buscar tu clase favorita? 

2. Esquiar. Una actividad que promete quemar hasta 600 calorías a la hora. El esquí es un fantástico deporte que nunca pasa de moda y que puede practicar casi cualquiera. Está claro que no vamos a poder practicarlo todo el año, pero si no estamos en forma no nos libraremos de las agujetas. Tu tren inferior notará los resultados en muy pocos días.

3. Tenis. Según algunos estudios, un partido de tenis puede quemar más calorías que una hora de natación. Sea verdad o no, el tenis es un deporte divertido, que se puede realizar en pareja (o dobles parejas) y que tiene una curva de aprendizaje progresiva. El pádel, squash y el frontón son opciones similares e igual de divertidas

4. Patinar sobre hielo o con ruedas. Casi sin darnos cuenta, patinar supone uno de los ejercicios más completos para nuestro tren inferior. Glúteos, cuadríceps, gemelos... Nuestros músculos de las piernas, además de nuestros abdominales, se pondrán más fuertes y tonificados de lo que jamás hayan estado con un ejercicio que pone a prueba tu equilibrio y concentración. 

5. Frisbee o palas en la playa. Dos de los deportes más populares del verano que te permiten ponerte en forma sin darte cuenta y la mar de divertidos. Si aún no tienes un par de palas o un frisbee no sabes lo que te pierdes. Una sesión de media hora en la playa te permitirá quemar más de 200 calorías sin grandes esfuerzos.

6. Hula-hop. El aro de toda la vida. Seguro que aún tienes uno escondido en el trastero. ¡Saca al niño que llevas dentro y ponte a practicar! Ya sea sólo o con más 'competidores', tus glúteos y tus abdominales se verán reforzados sin que ni siquiera lo percibas; además de tu concentración. Y ya sabes, el último que queda, ¡gana! Las sonrisas están garantizadas en un 100%.

7. Piragüismo. Otra actividad que quema calorías cómo si nada y además ejecutarás la musculatura de tu tronco superior, implicando bíceps, tríceps, dorsales, cuello... ¡Hasta tus abdominales! Y ni siquiera tendrás que exigirte demasiado. Sólo con la resistencia del agua realizarás un excelente ejercicio cardiovascular y en plena naturaleza, nada que ver con la máquina del gimnasio.

8. Paintball. Subir, bajar, agacharse, correr, tirarse al suelo... ¡Y todo esto mientras te disparan! El paintball pone a prueba nuestros reflejos, concentración, destreza... Y por supuesto nuestra forma física. Si algo tiene esta actividad, aparte de la diversión, es que acabaremos exhaustos tras una jornada de dispararnos unos a otros balas de pintura. 

9. Senderismo. Andar y conocer paisajes que con el coche sólo veríamos de pasada. ¿Hay algo más estimulante y bonito? El senderismo es una actividad al alza y cada vez más gente la practica estando de vacaciones o de escapada de fin de semana. Pregunta en la oficina de turismo más cercana por una ruta asequible (están divididas por niveles de dificultad) y ponte en forma mientras visitas lugares (casi) inexplorados.

10. Ciclismo. Por supuesto, salir con la bicicleta (que no con la bici estática) no podía faltar en nuestra lista de las actividades deportivas más divertidas. Busca nuevas rutas, subidas, bajadas y un compañero (esto último es opcional)... Y estarás listo para recorrer caminos y carreteras. No te olvides del agua y de comida si la escapada es de varias horas. No hay prisa, con la bici es posible quemar hasta 300 calorías en una hora prácticamente dando un paseo a una intensidad baja-moderada... ¡Coge la tuya del garaje!