5 Ejercicios de glúteos fáciles para principiantes

  • Tonificar, endurecer, levantar, aumentar... Llámalo como quieras, pero quieres mejorar tus glúteos como sea y no sabes por dónde empezar. Bien, si éste es tu caso, te advertimos que el camino es largo, a veces duro y que te llevará toda la vida. Si aún así estás de acuerdo, bienvenido. Tonificar tus glúteos empieza con pequeños gestos, pequeños pasos... Y algunos ejercicios que son básicos (y fáciles) para empezar a endurecerlos. Para ti, que eres principiante, ¿estás listo para tener los glúteos que siempre deseaste?

1. Sentadilla tipo Sumo. El ejercicio más esencial y básico de cuantos verás aquí. Una sentadilla tiene un valor incalculable. Un movimiento natural y que, por desgracia, hemos abandonado en nuestra vida sedentaria. En esta variante, abriremos las piernas en V como un luchador de Sumo y las ejercitaremos cómo haríamos otra cualquiera. ¡Comenzamos!

2. Puente. Ejercitarlo correctamente es el secreto para que sea eficaz. El puente es el típico ejercicio que todos hemos hecho de niños... Y hemos dejado de hacerlo. No te preocupes, vuelve al suelo. Cuando levantes tus glúteos y los tenses, cuenta mentalmente hasta 2 y baja hasta rozar la esterilla... Sin apoyar. Repite. Así si.

3. Elevación de talones. Un sencillísimo ejercicio que parece fácil... Pero que sin duda agota antes de lo esperado. Aun así, el levantamiento de talones es un perfecto entrenamiento para tus gemelos, pantorrillas... Y glúteos, claro. Hazlo apoyando tus manos en una silla para no perder el equilibrio y cuando tengas práctica, no olvides usar unas mancuernas para incrementar la dificultad.. 

4. 'Step'/Escaleras. El clásico escalón de toda la vida o hacer escaleras es un ejercicio imprescindible si quieres reafirmar tus glúteos. Las primeras veces, concéntrate en hacer bien el ejercicio (cómo si fuera una zancada) y hazlo cada vez más deprisa. Ojo, bajar no cuenta.

5. Saltar a la comba. Otro ejercicio fácil, fácil donde los haya... ¿Quién no ha saltado alguna vez a la comba en su vida? Un ejercicio que promete elevar tu ritmo cardíaco y endurecer tus glúteos a una velocidad de vértigo. Si aún así no te fías, hazlo sin cuerda imitando el salto de una comba imaginaria y ten cuidado con tus articulaciones (tobillos y rodillas).