Si tienes poco tiempo libre, ¿es mejor entrenar o dormir?

  • Dormir y practicar actividad física son por igual actividades cruciales para mantener un estilo de vida saludable. Deberías intentar ser buena en ambas disciplinas, tanto en el deporte como en el dormir. Pero en ocasiones no hay tiempo para las dos, ¿cuál habría que priorizar?

"Yo no podría decir cuál es más importante, ni elegir entre una y otra", dice a la revista TIME Edward Laswoski, profesor de Medicina Física de la Clínica Mayo. "Son como el agua y la comida. No solo son necesarias ambas sino que es difícil estar saludable renunciando a una de ellas", añade.

Las investigaciones realizadas sobre el asunto apuntan que mantener una actividad física regular es importante para conseguir un sueño de calidad. A su vez un sueño reparador es básico para el rendimiento deportivo.

Pero en una situación de verdadera presión y escasez de tiempo, la investigador a del sueño de la Universidad de Stanford, Cheri Mah, dice que escogería dormir. "Dormir es la base, es como poner los cimientos de un edificio, si no se hace bien, el edificio se va a derrumbar más temprano que tarde", explica. Aunque las necesidades específicas de sueño varían de una persona a otra, la mayor parte de la literatura científica señala que los adultos necesitan un mínimo de siete horas de sueños cada noche. "Muchas personas pueden funcionar con menos, pero cuando se les hace un examen se hace evidente que cometen errores y no están en su mejor forma en el trabajo o en la escuela", dice la investigadora.

Otros expertos señalan que dormir es la base de una mente y un cuerpo sano. Desde la función inmunológica hasta el ánimo, el apetito, la energía y otras variables de salud. Si esos cimientos no están bien colocados, el organismo se resentirá aunque haga mucho deporte y cuide la dieta.

Sin embargo, si asumimos que usted duerme al menos siete horas cada noche, y la pregunta es si debe robarle alguna hora al sueño para ir al gimnasio regularmente. La respuesta de los médicos es "sí, pero con cuidado".  

En resumen si verdaderamente tienes que elegir, escoge dormir, pero procura organizarte para que ambas actividades tengan espacio en tu vida.