Adiós a las gafas

  • ¿Es posible tener 45 años y una vista de halcón? Sí, gracias a una nueva lente intraocular que combate la presbicia.

La miopía se puede solucionar con una operación, pero, ¿qué sucede cuando aparece la temida vista cansada?, ¿tenemos que ponernos gafas? "Nadie se libra de la presbicia –explica la dra. Elena Barraquer, directora médica adjunta del Centro de Oftalmología Barraquer–. Pero este problema también se puede mejorar con las lentes intraoculares". El problema es que hasta ahora estas lentes que se colocan en el interior del ojo solo resolvían uno de los problemas visuales: o la visión lejana o la cercana, dejando un espacio intermedio muy molesto para los pacientes con presbicia que obligaba a sus usuarios a forzar la postura para ver bien, por ejemplo, la pantalla del ordenador. Tal vez hace años esta deficiencia no era demasiado importante, pero el oftalmólogo Joaquín Fernández, responsable médico de Oftalmología del Complejo Hospitalario Torrecárdenas, recuerda que la generación del baby boom está llegando a los 45 años, y que la mayoría de sus integrantes usa de forma habitual "el ordenador, el smartphone o necesita ver bien el salpicadero del coche". Resultado: se prevé que en poco tiempo se incremente el número de operaciones contra la vista cansada.

La solución para la vista cansada parece llegar de la mano de una nueva lentilla trifocal, la AT Lisa tri 839MP. No es la primera trifocal, pero sí la que parece obtener mejores resultados porque enfoca a todas las distancias necesarias, incluida la intermedia. Además, como no depende del tamaño de la pupila, algo que sí sucedía hasta ahora, "podemos dar cobertura a un número mayor de pacientes", explica la dra. Barraquer. Otras ventajas son que causa menos problemas de halo alrededor de las luces que sus predecesoras y que la incisión para implantarla es muy pequeña.

La lentilla se recomienda para miopes mayores 45 años e hipermétropes que superen los 50. Se puede utilizar aunque se tengan cataratas, pero se desaconseja su uso si se sufren otras patologías como degeneración macular.