¿Una vista de lince a pesar de los años? Con estos ejercicios recuperarás la claridad de tu mirada. 

1. Palming general. Cubre los ojos con las palmas de las manos y reposa en esta postura ocho minutos. Pasado ese tiempo, mantén los ojos cerrados mientras, poco a poco, alejas las manos de la cara. Una vez separadas, inclina la cabeza hacia delante un par de veces, y luego gírala lentamente, mientras parpadeas.

2. Oscilaciones de la cabeza. Gira rítmicamente la cabeza a derecha e izquierda durante dos minutos. El ritmo ideal es de una rotación por segundo. No te preocupes por fijar la mirada, deja que tus ojos vaguen.

3. Blinking. A lo largo del día practica varias veces el parpadeo rápido durante unos segundos. Especialmente recomendable si estás viendo la televisión, en este caso parpadea rápidamente un par de segundos cada minuto

Cuestión de método

¿Una tabla de ejercicios ocular? No te sorprendas, porque ya existe. Se llama método Bates y consiste en un conjunto de prácticas orientadas a estimular el sistema visual con el objetivo de conseguir una mejor visión sin esfuerzo. Si quieres más información, puedes consultar 'Mejora tu vista con la gimnasia de los ojos' (Ediciones Obelisco).