Salud de hierro

  • Cada día pierdes cerca de 2 mg de este mineral, lo que te pone en riesgo de sufrir anemia. ¿Sabes si tomas el que necesitas?

Para qué sirve. El hierro permite que la hemoglobina, el pigmento rojo de la sangre, cumpla su función llevando el oxígeno hasta las células. Si no tienes suficiente hierro aparece el cansancio acompañado de síntomas como el descenso del umbral del dolor, sensación de frío, caída del pelo, palidez y falta de aire.

¿Estás en riesgo? Las mujeres embarazadas y los niños menores de tres años son los principales candidatos a sufrir una anemia. Pero existen conductas que también pueden ponerte en el punto de mira de un déficit de hierro, por ejemplo, seguir una dieta vegetariana estricta, estar a régimen continuamente o ser una adicta al gimnasio, ya que en cada litro de sudor se pierde entre 0,5 y 1,2 mg de este mineral.

Cuánto necesitas: durante el embarazo las necesidades de hierro se duplican, por ello se recomienda tomar suplementos a partir de la decimotercera semana de gestación y hasta seis semanas después del parto para garantizar los 30 mg diarios recomendados. Las necesidades para madres en periodo de lactancia están en 25 mg, y entre 12 y 18 mg, para el resto de la población.