Sexo y azúcar, claves para detectar la diabetes

  • ¿Vigilas tus niveles de glucosa? ¿Estás más cansada sin motivo? ¿Ha disminuido tu libido? Tal vez seas diabética y no lo sepas, una enfermedad que afecta a tu calidad de vida. 

Por tus vasos sanguíneos circulan unos cinco litros de sangre. Para atender las demandas de energía de las células, es suficiente con que esos vasos contengan el equivalente a una cucharadita de glucosa (azúcar). Si, de forma regular, hay más que esa cantidad en tu organismo, ese exceso ralentizará tu circulación y acabará dañando células y tejidos de todo tu cuerpo.

Esto es lo que sucede si desarrollas diabetes tipo 2, una enfermedad metabólica muy relacionada con la obesidad y el sedentarismo. Si la desarrollas y no lo sabes o si, sabiéndolo, no controlas tus niveles de azúcar, tu riesgo de sufrir problemas renales, cardiovasculares, pérdida de visión, depresión, neuropatías e incluso amputaciones, aumenta y tu calidad de vida, incluida tu satisfacción sexual, se verá afectada.

Sofía Segarra, de 45 años, lo sabe por experiencia. "Hace unos meses, empecé a sentirme muy cansada. A la vez, me di cuenta de que sentía molestias durante el coito y que el sexo ya no me apetecía. Lo hablé con la dra. Susana Monereo, jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, que trata a mi madre de un problema de tiroides y con la que tengo mucha confianza. En cuanto le conté mis síntomas, me dijo que tenía que hacerme pruebas de glucosa. Los resultados confirmaron que sufría diabetes tipo 2".

No solo las mujeres desconocemos la relación entre diabetes y disfunción sexual. La propia medicina la ignoró hasta que hace 40 años un estudio comprobó que más de la tercera parte de las diabéticas no conseguían llegar al orgasmo frente al 6% de las no diabéticas. Y es que, además de la lubricación, la estimulación sexual y el deseo se desploman si los niveles de azúcar son más altos de lo debido.

Riesgo sexual

"La explicación hay que buscarla en la microcirculación. Una diabetes no tratada o mal controlada deteriora los pequeños vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas.", aclara el dr. Santiago Palacios, director del Centro Médico Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Otra consecuencia de los daños vasculares y neurológicos asociados a la diabetes es la neuropatía diabética autonómica, que afecta a terminaciones nerviosas de la pelvis que tienen que ver con la estimulación sexual.

"Pero ahí no acaba todo, porque unos niveles de azúcar mal controlados aumentan el riesgo de candidiasis vaginal e infecciones urinarias, que empeoran aún más la respuesta sexual", puntualiza el dr. Palacios.

"Los problemas sexuales también pueden tener que ver con el estrés que sufre la mujer por tener que compaginar su enfermedad con una vida familiar, laboral y social lo más normal posible", interviene Iñaki Lorente Armendáriz, psicólogo de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) y miembro del Consejo Asesor de la Fundación para la Diabetes.

"A eso se une que, en muchos casos, la diabetes está asociada a cuadros de depresión. Si añades el efecto de algunos antidepresivos en la libido, las consecuencias pueden ser demoledoras", apunta este experto.

Cambio de perfil

"Vemos cada vez a más mujeres jóvenes con diabetes tipo 2 en las consultas. Hoy el modelo femenino es el de una mujer que trabaja fuera de casa, pasa mucho tiempo delante del ordenador o la televisión, está estresada, muchas veces es fumadora, come mal y luego se apunta a cualquier dieta. Un estilo de vida "perfecto" para acumular grasa abdominal, que favorece la resistencia a la insulina", explica el dr. Javier García Soilán, coordinador de la Red GDPS-Grupos de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud.

Estudios recientes confirman que, esa grasa abdominal libera sustancias inflamatorias que aumentan el riesgo de hipertensión, ictus e incluso cáncer e infertilidad. "Muchos casos de diabetes en la mujer se asocian con ovarios poliquísticos, que conllevan problemas de ovulación y dificultad para quedarse embarazada", asegura el dr. Palacios.

Dieta y ejercicio

"El problema es que las chicas que siguen dietas yo-yo y son sedentarias acaban perdiendo músculo y acumulando grasa abdominal, aunque estén delgadas", explica la dra. Monereo. Estudios realizados en el Imperial College de Londres mostraron cómo chicas delgadas tenían más grasa abdominal que luchadores de sumo que tomaban más de 5.000 calorías diarias, pero que, por su actividad, acumulaban la grasa debajo de la piel, un lugar menos peligroso.

Una de las fórmulas para evitar la diabetes tipo 2 es cambiar la composición corporal, ganando músculo y reduciendo grasa. ¿Cómo? Lo ideal es una hora de ejercicio al día, combinando ejercicios aeróbicos y de fuerza. En cuanto a la dieta, ninguna como la mediterránea, rica en fibra y aceite de oliva y pobre en azúcares y grasas saturadas o trans. Ï

Atenta a estos síntomas

Estas señales pueden ser signo de que tienes altos niveles de azúcar en sangre.

  • Aumento de la sed y frecuentes deseos de orinar.
  • Pérdida de peso sin motivos que lo expliquen.
  • Cansancio, irritabilidad, pérdida de energía y bajo deseo sexual.
  • Visión borrosa.
  • Heridas que tardan en sanar y/o infecciones frecuentes.
  • Zonas de piel (axilas, cuello...) oscurecidas.

3 tipos de diabetes

  • Diabetes tipo 1. Es una enfermedad en la que el sistema inmunitario destruye las células productoras de insulina. Supone entre el 5 y el 10% de todos los casos de diabetes. Requiere inyectarse insulina a diario.
  • Diabetes tipo 2. Concentra en torno al 90% de los casos de diabetes. En un primer momento, el cuerpo deja de responder debidamente a la acción de la insulina y, a medida que la enfermedad avanza, el páncreas produce cada vez menos. Se puede prevenir o retrasar con dieta y ejercicio. Puede requerir fármacos orales o, si estos no son suficientes, insulina inyectada.
  • Diabetes gestacional. Se da en el embarazo. Las mujeres que la han sufrido tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, posteriormente.

Para saber más

Sociedad Española de Diabetes www.sediabetes.org.

Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) www.fedesp.es.

Red de Grupos de Estudio de la Diabetes www.redgdps.org.

Instituto Palacios www.institutopalacios.com.

Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) www.anadi.es