3. MUELLES

Representan cerca del 80% de los colchones de la población española. Son un clásico, al que los años han reforzado y renovado tecnológicamente, logrando mayor durabilidad y recuperación.
 
Además, tienen cierta elasticidad y un gran nivel de transpiración. Pero los muelles van cediendo y hundiéndose y pueden resultar demasiado duros.

Los nuevos modelos ofrecen sistemas como el de muelles embolsados, que garantizan un descanso independiente de cada zona del cuerpo. La firmeza dual permite adaptar cada lado de la cama a gustos concretos o a diferencias acusadas de peso.

Fíjate en la etiqueta: Su firmeza y durabilidad vienen dados por la cantidad, el refuerzo y el tratamiento térmico de sus muelles. A la hora de su compra elige uno de calidad media-alta, aunque sea más caro.