En qué consiste. En la introducción en la vagina de una especie de lupa y la toma de muestras para su posterior análisis.

Para qué se usa. Es un método de diagnóstico y de prevención. Permite detectar el cáncer genital de la mujer.

Cómo se practica. El médico introduce el espéculo por la vagina y lo abre, permitiendo la visualización del cuello del útero.

Cuándo se realiza. Si la citología presenta algún dato anormal, existe mucho sangrado o hay mucha cantidad de flujo. Debe hacerse durante el periodo intermenstrual y no practicarse el coito en las 24 horas previas.