La medicina se ha lanzado a estudiar ahora las propiedades de la piña y de la sustancia activa que contiene, la bromelina. Este cóctel de enzimas proteolíticas contribuye a la rápida sanación de heridas o a la mejora de la colitis ulcerosa, hasta el alivio de la osteoartritis, la gota y la sinusitis. Además, recientes investigaciones reconocen a la bromelina propiedades frente al cáncer.

Diciembre de 2006 dejó buen sabor de boca a Teresa Lopera, administrativa madrileña de 42 años. “Me quedaban 15 días de vacaciones, y me fui a pasar el fin de año a Cuba, con mi pareja. Al cabo de varios días, noté que mi habitual hinchazón abdominal y mis dolores de rodilla habían desaparecido. A la vuelta, un amigo naturópata atribuyó las mejoras a la cantidad de piña que tomé aquellos días”.

OBJETO DE ESTUDIO

La medicina se ha lanzado a estudiar ahora las propiedades de la piña, y más concretamente de la bromelina, sustancia activa presente en su jugo y tallo. Cóctel de enzimas proteolíticas (que ayudan a digerir las proteínas), la bromelina hace mucho más que ayudar a digerir un chuletón. Diversos investigaciones le atribuyen propiedades que van desde la rápida sanación de heridas o la mejora de la colitis ulcerosa, hasta el alivio de la osteoartritis, la gota y la sinusitis. Un estudio con más de 100 pacientes publicado en la revista científica Clinical Rheumatology comparó la eficacia de suplementos de bromelina con diclofenaco (antiinflamatorio de la familia de la aspirina) en pacientes con osteoartritis de rodilla.

Recientes investigaciones australianas reconocen a la bromelina propiedades frente al cáncer. En ensayos de laboratorio, expertos de la Universidad de Queensland comprobaron cómo una molécula de la bromelina (la CCS) bloqueaba una proteína defectuosa en el 30% de los cánceres (la proteína Ras). Otra molécula, la CCZ, estimulaba factores del sistema inmunitario para que atacaran y destruyeran células cancerosas. “Sospechábamos que diferentes componentes de la bromelina tenían distintos efectos biológicos”, explican los científicos australianos. “Ahora sabemos que dos de sus moléculas bloquean células de cánceres diferentes, entre ellos los de mama, pulmón, colon, ovario y melanoma. Las dos actúan de modo distinto a cualquier otro fármaco en uso y pueden suponer una forma diferente de tratar el cáncer. Ahora, hay que esperar a que los resultados se confirmen en pacientes humanos”, afirman los investigadores.

¿TIENE CONTRAINDICCIONES?

Por su moderada acción antitrombótica, los expertos responden que no conviene simultanear los suplementos de bromelina con tratamientos anticoagulantes o plantas como el gingko biloba. Como parece estimular las contracciones uterinas, también se desaconseja su empleo por embarazadas.