Educar

Foto: Internet es vital para nuestros hijos y tenemos la responsabilidad de hacerlo seguro, explicó el pasado mes de febrero ...

Jóvenes y redes sociales: descubre sus consecuencias

  • Uno de cada tres menores introduce sus datos personales en alguna red social sin conocer las consecuencias. Si a esto se suman los datos del Instituto Nacional de Estadística, que reflejan que el 54% de los hogares españoles tiene acceso a la Red y que los menores de entre 10 y 15 años que acceden a internet alcanza el 85,1%; o que redes sociales como MySpace han expulsado de su web a 90.000 abusadores de menores, el resultado de este baile de números es muy preocupante.

Internet es vital para nuestros hijos y tenemos la responsabilidad de hacerlo seguro, explicó el pasado mes de febrero Viviane Reding, comisaria saliente de Sociedad de la Información de la Unión Europea. Y es que, ahora mismo, únicamente el 40% de las empresas velan para que los perfiles de los adolescentes sólo sean accesibles para sus amigos.

Las redes sociales son un espacio de libre acceso donde entra todo tipo de gente. Es como el parque en el que juegan nuestros hijos, donde pueden disfrutar de forma sana en grupo o arriesgarse a formar parte de la pandilla de los malos, explica el abogado Javier Cremades.

Y en ocasiones los malos te encuentran. Hace unos meses, por ejemplo, se conoció la noticia de la extorsión que sufrió la hija de Rosario Flores y saltaron las alarmas. Pero, ¿son sólo responsables las redes sociales, o evitar estos abusos es una labor que deben acometer sociedad y familia juntos?

Los expertos lo tienen claro: Los padres tenemos que fomentar un clima de confianza para que nuestros hijos cuenten lo que les incomoda, comenta Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. Y después, actuar con contundencia. Llegado el caso, el menor debe dejar la conexión, nunca ceder a la extorsión y buscar la ayuda de un adulto. Y cuando los adultos nos ponemos al frente, hay que arroparle y, en casos delicados, presentar una denuncia, aconseja Jorge López, director de la web Pantallas Amigas.

Los problemas y la solución

Grooming: Estrategia de aproximación de un adulto a un menor con el fin de obtener algún tipo de beneficio sexual.

Cyberbulling: Se trata del acoso que una persona ejerce sobre otra utilizando internet y/o cualquier dispositivo electrónico.

Pederastia: Abuso de un menor. Colgar, descargar o mirar cualquier tipo de contenido donde los protagonistas son menores de edad con connotaciones sexuales.

Otros: Delitos contra el honor y la intimidad. Vulneración del derecho al secreto de las comunicaciones y delitos contra la libertad sexual.

Qué se puede hacer

• Si eres menor:
> No esperar a que se produzca una extorsión. Ante cualquier insinuación hay que comunicarlo rápidamente.
> Dejar la conexión y cerrar la cuenta por la que la o las personas han accedido a ti.
> Hablar con un adulto de confianza de lo suc edido.
> Mandar un reporte al equipo de soporte de la cuenta.

Si eres un adulto:
> Arropar al menor y hablar con él para obtener datos.
> Denunciar en la Agencia Española de Protección de Datos, AEPD (telfs.: 901 100 099 y 91 266 35 17).
> Denunciar en la Unidad de Investigación de Delincuencia en Tecnologías de la Información de la Policía (telf.: 91 582 27 51).
> También existen entidades privadas a las que acudir, como la ONG Protégeles (telf.: 91 740 00 19).