Planes en familia

Foto: ¿Los niños siempre dicen la verdad? Si es así, a las madres sólo nos queda resignarnos, porque según la encuesta hecha ...

Papá conduce mejor que mamá

  • “Papá conduce mejor que mamá”. Eso es lo que piensan nuestros hijos cuando nos miran inocentemente a través del espejo retrovisor, según un estudio de la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA). Los niños dan mejores calificaciones al padre, aunque reconocen que se “cabrean” más al volante. A las madres, les atribuyen una conducción demasiado lenta.

¿Los niños siempre dicen la verdad? Si es así, a las madres sólo nos queda resignarnos, porque según la encuesta hecha pública por Unespa, la valoración de "conductor excelente" es casi 10 puntos porcentuales más alta en el padre que en la madre.

Lo curioso es que son las niñas quienes mayoritariamente consideran a su padre un "as del volante": el 48% de los niños considera a su progenitor un conductor muy bueno, porcentaje que en las niñas es del 54,6%.

La diferencia se da en la penalización que los niños hacen de su madre. Si la valoración de la madre como conductora excelente se da en el 49,2% de las niñas, desciende al 32% en los niños.

"Dale más caña, mami"
Cumplir los límites de velocidad y ser prudentes es, a ojos de nuestros hijos, sinónimo de "lentas". Ya que mientras que los menores que consideran que conducirían más deprisa que su padre son uno de cada diez, los que consideran que conducirán más deprisa que su madre son uno de cada cinco, es decir, el doble.

Eso sí, las madres perdemos menos los nervios al volante y no increpamos tanto al resto de los conductores. Por lo menos eso es lo que piensan uno de cada cuatro niños, quienes consideran que su progenitor es demasiado airado dentro del coche. Entre los menores que viajan con sus madres esa proporción desciende a uno de cada cinco.

Un dato que tranquiliza bastante a ambos, padres y madres, es que los menores no viajan estresados ni  con miedo cuando van en el automóvil. Un 83% no pasa miedo nunca, un 15,5% pasa miedo alguna vez y los que pasan miedo a menudo son prácticamente cero (niñas de edad temprana y que viajan en coche muy a menudo). A pesar de esta diferencia de sexos, curiosamente entre los que pasan miedo alguna vez es al contrario: son más niños (18,5%) que niñas (12,3%).

Más seguros con los abuelos
La mitad de los encuestados no aprecian diferencia alguna entre que sean sus abuelos o sus padres los que conduzcan. Es más, uno de cada cinco asegura que se siente incluso más seguro cuando quien conduce es alguno de sus abuelos.

En términos generales, los menores hacen valoraciones netamente positivas de sus padres como conductores, situando entre el 70% y el 80% de ellos por encima de la normalidad.

Y tú, ¿quién preferirías que condujese si te llevaran?
Participa en nuestro foro  pinchando en el enlace o deja un comentario mas abajo