Ser Madre

Foto: Sin embargo, con el suficiente control, no tiene por qué ser un lugar prohibido para ellos. Allí pueden pasar momentos ...

Meterte en la cocina con niños puede ser divertido

  • A los niños les encantan las actividades de los mayores, entre ellas, cocinar, aunque muchos papás piensan que la cocina es un sitio peligroso donde se pueden hacer daño.

Sin embargo, con el suficiente control, no tiene por qué ser un lugar prohibido para ellos. Allí pueden pasar momentos muy divertidos ayudándonos con la comida. Con procesos integradores como el que describimos también podemos conseguir que prueben alimentos odiados educándolos a tener una dieta equilibrada desde el principio.

Además, los niños con alergias o intolerancias alimenticias pueden comer cosas ricas hechas en casa si elaboramos recetas sin gluten, sin huevo o sin leche. Es una manera de concienciarnos sobre la preparación de los alimentos que les resultará muy estimulante a la hora de comer, pues sabrá que ellos han participado en la elaboración de los platos.

Los peques pueden colaborar en la cocina, así se ejercitan en contar, medir, leer...y aprenden que hay que echar una mano. Enséñales las diferencias entre dulce y salado, caliente y frío, crudo y cocido, sólido y líquido, a pensar en sabores; explícales por qué son importantes los vegetales; por qué es importante la comida. Además, si hacemos platos típicos de otros lugares, les mostramos nuevas culturas y esto nos da pie para hablarles sobre otros lugares y costumbres.