Ser Madre

Foto: El cuerpo del recién nacido está diseñado para tener en el regazo materno todo lo que necesita para sobrevivir y ...

El sueño infantil

  • Si tuviéramos en cuenta que los humanos son la única especie que nace inmadura y que necesitamos un periodo de exterogestación de un año para comenzar a ser autónomos, entenderíamos mejor que el sueño es un proceso más de esa lenta evolución que vamos adquiriendo desde que nacemos hasta los primeros años de nuestra infancia.

El cuerpo del recién nacido está diseñado para tener en el regazo materno todo lo que necesita para sobrevivir y sentirse bien. El bebé criado en el cuerpo a cuerpo con su madre, desconoce la sensación de necesidad, de hambre, de frío, de soledad...y no llora nunca.

Esto es cierto durante el primer año de vida; y los dos primeros meses de forma casi exclusiva (de aquí viene la famosa cuarentena de la recién parida), lo que incluye las horas de sueño. Los estudios demuestran que es más seguro para el bebé dormir en la cama de los padres que dormir solo, por lo que no es cierto que el colecho sea un factor de riesgo para la muerte súbita.

Al contrario, la mayoría de los fallecimientos por este fenómeno se producen cuando el bebé está en su cuna. En los años 90, investigaciones científicas relacionadas con la etapa primal de la vida humana, demostraron que el continuo roce de piel con piel del bebé con su madre (u otra figura maternante) produce unos moduladores químicos necesarios para la formación de las neuronas y del sistema inmunológico. Por eso los bebés, cuando se les deja dormir solos en sus cunas, lloran reclamando lo que su naturaleza sabe que les pertenece.

No es normal que los niños lloren, sino que nos hemos acostumbrado a oír su llanto. La respuesta de protesta es un recurso de supervivencia para el bebé ante una situación de privación. Pero si es normal que los niños se despierten por la noche, a veces para alimentarse (sobre todo si existe lactancia a demanda), y otras veces para asegurarse de la presencia de su madre, lo que le proporciona seguridad y tranquilidad.