Ser Madre

Foto: En el caso de la ropa, la fibra vegetal más utilizada en el mundo con diferencia es el algodón. No siempre ha sido así, ...

Ventajas de la ropa saludable

  • Muchas veces encontramos productos llamados ecológicos, orgánicos o bio, pero no sabemos muy bien en qué consiste la diferencia con los convencionales.

En el caso de la ropa, la fibra vegetal más utilizada en el mundo con diferencia es el algodón. No siempre ha sido así, pero sobre todo a partir de la Segunda Guerra Mundial, el cultivo de esta planta se ha extendido de forma alarmante. El algodón permite realizar tejidos muy agradables y transpirables, pero es una planta con varios problemas. Por un lado es muy delicada, con lo que para aumentar la producción se utilizan pesticidas químicos.

La cuarta parte de los pesticidas del mundo se usan en las plantaciones algodoneras y mucha gente enferma por su culpa. El algodón ecológico, sin embargo, utiliza depredadores y pesticidas naturales para combatir las plagas, con lo que el tejido resultante es más sano y también la vida de los que lo cultivan.

Otro problema es el gran desgaste del suelo, como en cualquier cultivo intensivo. El suelo se vuelve infértil y es necesario usar fertilizantes químicos. En el caso del algodón ecológico, esto se consigue con la rotación de los cultivos. Además, se cultiva en zonas lluviosas para no tener que regarlo tanto, puesto que necesita mucha agua. La ropa ecológica se suele vender en color natural, puesto que los blanqueadores y tintes no siempre son tan inocentes. Para añadir más variedad al clásico color crema, se utilizan otras dos variedades naturales del algodón: el verde y el marrón. Esto permite hacer varias combinaciones sin necesidad de teñir, aunque también se pueden hacer tintes de bajo impacto, sin metales o PVC.

El caso del bambú

En los últimos años se empiezan a recuperar otras fibras naturales interesantes, como el cáñamo y el bambú, que además se usan mucho en la fabricación de pañales de tela por su gran absorción. El caso del bambú es muy llamativo, puesto que se consigue un tejido mucho más suave que el algodón, más parecido a la seda incluso. Se usa en pañles de tela porque es un 60% más absorbente que el algodón, se seca en un 20% menos de tiempo y no se queda acartonado con el lavado. Además es naturalmente antibacterias y no retiene el olor. También se utiliza para realizar ropa o sábanas, aunque aún no se ven en el mercado español, pero todo llegará. Como se puede ver, comprar ropa con tejidos ecológico supone vestir libre de químicos, y esto es especialmente interesante en la ropa interior, en la de los bebés y en el caso de personas alérgicas o con dermatitis.