¿Qué es una doula?

  • Las mujeres embarazadas siempre han estado rodeadas de otras mujeres que ya habían pasado por ese proceso. Madres, vecinas, primas... un núcleo de confianza que el desarrollo ha disipado en algunos casos, pues muchas mujeres viven lejos de sus familias. La doulas son una figura de apoyo a la maternidad que acompañan a la gestante incluso desde antes de la concepción. 

La palabra doula procede del griego y significa ‘mujer que sirve’. En la actualidad las doulas son mujeres experimentadas en el proceso de la maternidad que ofrecen apoyo emocional y acompañamiento durante el embarazo y tras el parto para adaptarse a la nueva situación.

Su objetivo es apoyar a las madres en la tarea de parir y criar a los hijos haciendo del proceso algo natural con la mínima intervención. En países como Holanda, la asistencia de las doulas es algo habitual y los datos de cesáreas, entre el ocho y el diez por ciento, o el de episiotomías que no supera el diez por ciento, mientras en España no baja del 50 por ciento, parecen respaldar su función.

Según indica doulas.es, el trabajo de las doulas reduce la ansiedad en el parto, lo que redunda en beneficios como menor tiempo de trabajo de parto y considerable reducción del uso de analgesia, fórceps, así como del número de cesáreas.

Respecto a la asistencia en el postparto, la compañía de una mujer experimentada ayuda a adaptarse a la nueva situación en la que los llantos del bebé o el inicio de la lactancia materna pueden provocar situaciones de estrés. Muchas mujeres viven lejos de sus familias y contar con el apoyo de las doulas les proporciona ese apoyo emocional imprescindible para la nueva etapa junto a bebé, proporcionando a la madre mayor confianza en sí misma y aumentado el éxito de la lactancia materna.

La doula puede o no tener formación sanitaria, algunas de ellas son matronas o enfermeras. Sin embargo, en España su formación no está reglada oficialmente, por lo que la labor de la matrona será la de dirigir el trabajo de parto, mientras que la de la doula tendrá que ver con dar un respaldo emocional de suma relevancia que mejora la seguridad de la parturienta y facilita considerablemente el parto natural.

Embarazo

La labor de esta profesional comienza durante el embarazo. La gestante y su doula pueden comentar sus objetivos para el parto y hablar sobre las dudas o temores que tenga. Sin embargo, esto no es sustitutivo de las clases de preparación al parto que ofrecen las matronas, sino complementario. Juntas puede preparar un plan de parto para que sea lo más natural posible y para que la futura madre se sienta respaldada y serena a la hora de afrontar el trabajo de parto.

Parto

Durante el parto la doula acompaña ofreciendo apoyo. Algunas de ellas con preparación específica pueden dar masajes durante la dilatación, haciendo más llevadero ese tiempo para aliviar en parte el dolor reduciendo así la necesidad de medicalizar el parto.

La doula colabora con el personal sanitario, bien en casa o en el hospital creando un entorno adecuado y propiciando las anclas de seguridad con las que habrá trabajado con la gestante durante el embarazo, como música o luces, atenta en todo momento a los deseos de la madre y al plan de parto elaborado por la parturienta.

Postparto

La asistencia de la doula en el postparto trata de propiciar serenidad y calma, así puede ayudar cuidando de la casa o de los demás hermanos si la madre no es primeriza. Los cambios hormonales de esta etapa requieren de una especial sensibilidad por parte del entorno y ella colabora para conseguirlo.

Además, realiza una relevante labor en el fomento de la lactancia materna, colaborando para su temprano establecimientos y resulta de gran ayuda en caso de partos múltiples.