¿Qué ocurre en la semana 21 de embarazo?

  • En la semana 21 de embarazo, el feto ya respira, aunque pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Cuando está despierto, puede moverse hasta 50 veces por hora. Así, de esta forma ejercita su sistema óseo y muscular. En cuanto a la embarazada, en la semana 21 de embarazo puede experimentar cierto cansancio debido al aumento de peso y a la acción de las hormonas.

En la semana 21 de embarazo, el feto mide unos 25 cm y pesa, aproximadamente, 300 gr. El futuro bebé, en esta semana, se mueve mucho. El feto ejercita su sistema óseo y muscular y ensaya algunos actos reflejos. Puede moverse hasta 50 veces por hora.

Estos movimientos del feto en el útero estimulan su desarrollo físico y cerebral. Esto no significa que esté continuamente en movimiento. También duerme. Es más, pasa la mayor parte del tiempo durmiendo.

El cuerpo de la embarazada cambia ahora a gran velocidad. Una vez transcurridas las 21 primeras semanas de embarazo, esto es, a lo largo de la segunda mitad del embarazo, puede incluso que empieces a sentirte algo torpe debido al veloz aumento de tu vientre.

También es frecuente que la embarazada se sienta algo cansada en esta etapa del embarazo. El cansancio de la segunda mitad del embarazo, más pronunciado en el tercer trimestre de gestación, se debe a la acción de algunas hormonas.

Recuerda que, aunque el ejercicio moderado es muy recomendable, no debes forzar tu cuerpo. Cuida tu postura para prevenir las molestias típicas del tercer trimestre (dolor de espalda, dolor de costillas... etc.) y procura proporcionarle a tu cuerpo todo el descanso que te demande.

El feto en la semana 21 de embarazo

En esta semana se produce un importante desarrollo de los pulmones del feto. Tanto es así, que el futuro bebé ya puede respirar. Esta respiración se realiza intercambiando oxígeno y dióxido de carbono a través de la circulación de la madre por la placenta.

Del mismo modo, se sigue desarrollando su aparato digestivo.

La médula ósea del feto se ha desarrollado lo suficiente como para comenzar a producir glóbulos rojos, que hasta ahora los producían el hígado y el bazo.

Es también en torno a esta semana cuando se desarrolla la dermis y la epidermis. Asimismo, empieza a aparecer grasa debajo de la piel.

Síntomas de la embarazada en la semana 21

En esta semana de embarazo pueden empezar a aparecer nuevos síntomas en la embarazada. Éstos suelen estar asociados al aumento de peso y al efecto de las hormonas. Es normal que la mujer embarazada de 21 semanas se sienta cansada.

También puede sentirse menos ágil o, incluso, algo torpe. Esto es así porque su cuerpo está adoptando una nueva forma que hace que su centro de equilibrio cambie.

Como en todo el embarazo, es importante mantener una dieta variada y equilibrada que contribuya al bienestar de la embarazada y el feto. También es importante controlar el aumento de peso, pues es normal que se incremente durante el embarazo, pero no debe descuidarse en exceso.