Reproducción asistida: parirás con dolor... y con la ayuda del psicólogo

  • Los problemas de fertilidad afectan a más de 800.000 parejas aumentando en 16.000 casos cada año, algunos expertos dan gran importancia a los aspectos emocionales en el logro del embarazo deseado. 

"Parirás con dolor y con la ayuda del psicólogo" podría ser la maldición de una sociedad en la que cada año aumentan en 16.000 los casos de parejas con problemas de fertilidad, muchos de ellos, reciben tratamiento psicológico que en muchos casos es tan importante como el médico.

Ansiedad, estrés, depresión son algunos de los problemas emocionales que pueden afectar gravemente al logro del embarazo en casos de infertilidad. De ahí que muchos expertos consideren importante el apoyo psicológico durante el tratamiento médico. 

Según Dolores Cierra, psicóloga clínica, tener un hijo es "un proyecto de vida" y cuando alguien tiene grandes expectativas de algo que no se cumple "la caída es enorme porque no estamos hablando de un capricho".

El doctor Roberto Matorras, jefe de la Unidad de Reproducción Humana del Hospital de Cruces y autor del Libro Blanco Sociosanitario de la Infertilidad en España apunta que las parejas que no pueden tener hijos pueden desarrollar "trastornos psicoemocionales con un claro impacto sobre la salud".

El sometimiento a un tratamiento de fertilidad genera ansiedad ante la imposibilidad de conocer los resultados. Además, la pareja, especialmente quien recibe el tratamiento, se ve sometido a una fuerte presión

Tal es la presión a la que la pareja se encuentra sometida que en muchos casos pierde el interés en las relaciones sexuales por ser extremadamente calculadas. Cada vez más se dan casos de parejas que al abandonar el tratamiento y volver a su vida normal, logran el deseado embarazo

Por todos estos motivos, el apoyo psicológico se convierte en un importante pilar del tratamiento de reproducción asistida. Una especie de guía emocional que mantenga una actitud positiva y lo más relajada posible de la pareja ante el problema.