Un taller de teatro para niños que ayuda a vencer la timidez, los miedos y la vergüenza

  • Descubrir nuevas herramientas personales para expresarse y moverse por el mundo, ayudar a no reprimir partes esenciales de uno mismo por miedo al rechazo, mimar y reforzar su espontaneidad, hacer que se sienta con derecho a tener voz propia y por encima de todo, contribuir a que rían, jueguen y se diviertan. Éstos son algunos de los objetivos del taller de teatro para niños que organiza los fines de semana la actriz Rocío León.

Si un cuentacuentos es como "comida" para la imaginación del niño, un taller de teatro les ofrece, según asegura la actriz y organizadora de esta experiencia, Rocío León, "la oportunidad de vivir el cuento desde dentro, encarnar el personaje y vivenciarlo desde distintos puntos de vista". 

Dirigido a niños y niñas de entre 3 y 9 años, en el taller de teatro 'Fauna Mágica' (el próximo es el 20 y 21 de diciembre) podrán disfrutar todos los peques que quieran descubrir sus propias capacidades creativas y las de sus compañeros, pero también aquellos que tienen problemas para expresarse dentro del grupo, aquellos que se aislan, aquellos que son tímidos y hablan bajito, aquellos a los que les cuesta defenderse y expresar su autoridad y también aquellos a los que les vendría bien mejorar la psicomotricidad, o tienen desórdenes de atención. No en vano, entre los objetivos del taller figuran obejtivos tan ambiciosos como "sanar la vergüenza, sentirse con derecho a decir y perder el miedo a ser visto". Así, la profesora, Rocío León, explica que, aunque en un fin de semana es difícil conseguirlos en su totalidad, sí que es posible "ir liberando miedos, plantar semillas que van germinando y lanzar al subconsciente el mensaje de 'sí podemos'".  

Ayuda a vencer la timidez  

Y esto se consigue, como explica la actriz, con dinámicas lúdicas, alegres y sensoriales. Aunque, la profesora tiene claro que cada niño es un mundo y que no se puede utilizar una misma pauta para un comportamiento aparentemente similar. "La timidez puede ser una percepción de los padres que el niño acaba adoptando. En otras ocasiones puede ser una forma de quedarse en el área de control desde la que se siente protegido. Pero por naturaleza el niño es libre, creativo y comunicativo. Para ayudar a que se exprese hay que crear calor emocional y dinámicas de grupo en las que se sienta una pieza fundamental y con libertad de expresar sin sentirse juzgado. Es un proceso lento y al principio todos están inseguros", argumenta la experta, que comparte con Mujerhoy.com algunos de sus "trucos" para animar a los pequeños a expresarse: "Hay un ejercicio en el que todos interpretamos los personajes del cuento ‘El Bosque Encantado’ y tenemos que salvar a nuestros amigos animalitos haciéndoles reír. Es muy bonito ver como aquellos niños que al principio se quedaban en una esquina sin querer ser vistos, se acaban implicando y rompen la vergüenza corriendo a socorrer a un compañero, unos volando como águilas, otros dando saltitos de conejo...". Otros ejercicios van orientados a mover el cuerpo de forma creativa de modo que formen parte del proceso la imaginación y las emociones haciendo que el cuerpo adopte distintas texturas: espesos como la arcilla, ligeros como la pluma, escurridizos como el agua. "Al realizar movimientos distintos a los habituales, se crean nuevas conexiones neurológicas y nos abrimos a sensaciones físicas y emocionales que nos afianzan y ayudan a mover el cuerpo con autoridad", explica Rocío León. 

Dos tramos de edad

El taller de teatro está dividido en dos grupos. Uno para los peques de 3 a 6 años y otro, para los mayores de 7 a 9. En cada grupo se plantean distintas dinámicas adaptadas a la edad, según detalla Rocío León: "Los pequeños necesitan más estímulos y necesitan ir cambiando rápido de actividad, mientras que los mayores piden repetir una y otra vez lo mismo. Los mayores profundizan más en los ejercicios pero son formas distintas de disfrutar y mi objetivo es que las actividades con los pequeños sean igual de gratificantes que con los mayores". 

"Elegí los animales como temática del taller porque los niños conectan con ellos fácilmente, desde los ruidos que hacen a cómo se mueven", explica la actriz, quien además destaca el hecho de que permite a los pequeños conectarse en seguida a la energía, peso y ritmo de cada animal, casi sin pensarlo.  

El taller se divide en dos jornadas, el primer día los animales de la tierra, que es una forma de sentirse caminantes del planeta; y el segundo, sobre el océano, entrando en lo sensorial del agua, el misterio y las emociones. "Mientras que el primero es más expansivo y permite que se vayan conociendo los unos a los otros, en el segundo día se juega con el silencio y la escucha, se deja de oír al otro, para sentirle. Se crea un ambiente de mucha escucha y es mágico ver a los niños tan concentrados y atentos a los demás", detalla. 

El próximo taller 'Fauna Mágica', organizado por la actriz Rocío León, se celebra el 7 y el 8 de junio en Madrid.